Público
Público

Fraude fiscal La lucha contra el fraude se dispara y supera los 15.000 millones en 2018

El director de la Agencia Tributaria (AEAT), Jesús Gascón, ha señalado que se prevé potenciar para el próximo ejercicio el pago con tarjeta para cumplir con las obligaciones tributarias.

Gascón ha comparecido en la Comisión de Presupuestos del Congreso para desglosar las cuentas públicas de 2019. /EFE

PÚBLICO | AGENCIAS

La recaudación por actuaciones de lucha contra el fraude fiscal se disparó en 2018 y superó los 15.000 millones de euros, según ha avanzado este miércoles el director de la Agencia Tributaria (AEAT), Jesús Gascón.

Gascón ha comparecido en la Comisión de Presupuestos del Congreso para desglosar las cuentas públicas de 2019 destinadas a su organismo y ha señalado que la AEAT prevé potenciar para el próximo ejercicio el pago con tarjeta para cumplir con las obligaciones tributarias.

Gascón ha avanzado este miércoles que el organismo recaudó el año pasado más de 15.000 millones en la lucha contra el fraude, por encima de lo ingresado en los años anteriores, y ha augurado que la previsión de ingresos recogida en los Presupuestos estará "muy cerca" del objetivo global, ya que la tasa de crecimiento de los ingresos será "similar" a la del año pasado.

Así lo ha señalado durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso para informar sobre el proyecto de ley de las nuevas cuentas públicas. 

De esta forma, la AEAT vuelve a registrar incrementos en la recaudación por lucha contra el fraude tras los retrocesos de los años 2017 (-0,5%), cuando ingresó 14.790 millones, y 2016 (-5%), cuando obtuvo 14.883 millones. De hecho, la cifra podría situarse muy cerca del récord de ingresos por este concepto registrado en 2015 (15.664 millones).

De cara a las actuaciones de lucha contra el fraude para este año, ha precisado que el 80% de los esfuerzos se destinarán al control de grandes empresas multinacionales, el control de actividades económicas, análisis patrimoniales y societarios, patrimonios relevantes, ocultación de actividades, abusos o auxilio judicial, y el 20% restante de recursos a actuaciones inspectoras. 

Sobre las nuevas medidas antifraude, ha apuntado que cada una tiene su propia metodología de cálculo y presentan "muchos condicionantes", como la entrada en vigor de cada una.

Entre las nuevas medidas se incluyen la limitación de los pagos en efectivo a 1.000 euros entre profesionales desde los 2.500 actuales, el reforzamiento de la lista de morosos con los responsables solidarios y la aparición de los deudores a partir de 600.000 euros (ahora es un millón), la prohibición de amnistías fiscales y la adopción de medidas internacionales de lucha contra el fraude.

La previsión de ingresos

Después de que el Banco de España y la AIReF se haya puesto en duda la previsión de ingresos del Gobierno recogida en los PGE de este año, Gascón ha sostenido que se podrá mantener la tasa de crecimiento de los ingresos y que ésta será "similar" a la experimentada en 2018, cuando alcanzaron los 208.610 millones de euros, un 7,6% más.

En este sentido, ha defendido que "no es arriesgado" trasladar al ejercicio 2019 la curva de crecimiento del año pasado, por lo que considera que si el escenario macroeconómico es finalmente el previsto, la estimación de ingresos del Ejecutivo se quedará este año "muy cerca" del objetivo global, incluso con las medidas normativas.

A este respecto, ha apuntado que si se multiplica la recaudación del año pasado (208.610 millones) por una tasa de crecimiento "conservadora" de previsión de alza de ingresos del 5%, comentada por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, proporcionaría unos ingresos de 219.000 millones, a los que habría que sumar otros 4.500 millones del cambio de periodificación en el SII del IVA, lo que daría una cifra próxima a los 223.000 millones. Las nuevas cuentas contemplan una recaudación récord de 227.356 millones, un 9,5% más.

Además, ha indicado que si en lugar de esta tasa "conservadora" del 5% se utiliza una tasa del 5,5%, que seguiría estando por debajo de la tasa del año pasado (+7,6%), se alcanzarían los 224.500 millones, que sumados a la previsión de la AIReF de un impacto de medidas normativas de 2.900 millones supondría alcanzar los 227.000 millones previstos de recaudación en los PGE.

Además, ha apuntado que aunque el cuadro macroeconómico del Gobierno contempla una moderación del PIB del 2,6% de 2018 al 2,2% este año, el deflactor del PIB aumentará del 1% al 1,6%, por lo que el PIB nominal será mayor este año y aportará más ingresos derivados de la actividad económica.

Más noticias de Economía