Público
Público

Cuadro macroeconómico El Gobierno eleva al 2,7% su previsión de PIB para 2018 y baja la tasa del paro al 15%

El ministro de Economía, Román Escolano, destaca que la revisión al alza en cuatro décimas es consecuencia de la favorable evolución de la inversión y la mejora de las perspectivas de crecimiento de la economía de la zona euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Economía Román Escolano, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, celebrado en el Palacio de La Moncloa. EFE/Zipi

El Gobierno ha mejorado cuatro décimas su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), del 2,3% al 2,7%, gracias a la mejora de la inversión empresarial y del entorno exterior, y a la normalización de la actividad en Catalunya  tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, según ha señalado el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano.

En términos de empleo, el ejercicio se saldará con la creación de 475.000 puestos de trabajo, una reducción del paro de 339.000 personas y una tasa de desempleo al cierre del año del 15%, frente al 15,5% previsto en el anterior cuadro de octubre, en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA), con lo que el número de parados se situará en 3,42 millones de personas.

De esta forma, en los años 2017 y 2018 se habrán creado alrededor de un millón de empleos y al cierre de este ejercicio se alcanzarán los 19,5 millones de ocupados, por lo que se estará "sólidamente" en la senda de alcanzar el objetivo de 20 millones de ocupados en 2020, según Escolano, quien ha apuntado que se trata de previsiones "prudentes y conservadoras", en línea con las de las principales instituciones internacionales.

La mejora de las previsiones se produce después de que en el borrador presupuestario remitido el pasado mes de octubre a Bruselas el Ejecutivo rebajase en tres décimas, del 2,6% al 2,3%, su previsión de PIB y elevase en una décima, del 2,2% al 2,3%, su estimación de déficit público, como consecuencia del impacto de la situación política en Catalunya, que cifraba en unos 5.000 millones de euros, y por la ausencia de los Presupuestos de 2018.

No obstante, tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el exministro de Economía, Luis de Guindos, habían adelantado que se volvería a mejorar la previsión de crecimiento a "al menos" el 2,5% y que si se conseguía la normalidad política en Catalunya se podrá crecer incluso alrededor del 3%.

Mejora de la demanda interna y externa

Este viernes, tras el Consejo de Ministros que ha aprobado el proyecto de Presupuestos del Estado para 2018, el nuevo titular de Economía ha destacado que la nueva previsión de PIB para el presente año refleja un crecimiento "fuerte, equilibrado y que sin duda sitúa a España en cabeza un año más del crecimiento económico entre los grandes países europeos".

"Es una revisión al alza importante, pero dentro de los márgenes de prudencia que consideramos habitualmente", ha subrayado Escolano en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Los dos reactores de la economía española, demanda interna y externa, están funcionando a la vez, lo que indica que la expansión es sostenible", ha añadido.

En concreto, la demanda nacional aportará 2,3 puntos frente a los 1,8 puntos porcentuales en la anterior previsión, con un comportamiento más dinámico de la inversión en capital fijo y del consumo. Por su parte, la demanda externa aportará 0,4 puntos porcentuales, una décima menos de lo previsto en el anterior escenario, con un alza de las exportaciones del 4,8% y de las importaciones del 4,1%..

"Los dos reactores de la eco están funcionando a la vez", ha dicho el ministro, quien ha asegurado que eso hace que la expansión económica sea sostenible. De la transformación del patrón de crecimiento ha destacado que desde 2008 la exportación han subido diez puntos, hasta suponer el 33% del PIB.

El titular de Economía ha detallado que las nuevas previsiones se sustentan en un mayor crecimiento del PIB mundial, excluida la zona euro, hasta el 4,1% respecto a las proyecciones de octubre, y también un mayor crecimiento en el PIB de la zona euro, del 2,4% frente al 1,8% anterior.

Asimismo, se prevé un encarecimiento mayor del barril de Brent, hasta los 66,4 dólares, mientras que se mantiene la misma previsión de los tipos de interés a corto plazo, en el -0,3%, y se revisan a la baja los tipos a largo, situándose en el 1,6%.