Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno asume el descontrol del déficit y aumenta su previsión casi un punto, hasta el 3,6%, en 2016

Las estimaciones de PIB y de desempleo también empeoran en el nuevo cuadro macroeconómico que el Gobierno enviará este mes a Bruselas, mientras que la deuda pública no bajará del 99% del PIB en los próximos años.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Luis de Guindos dando una rueda de prensa este fin de semana en la sede del Banco Mundial en Washington. /EFE

MADRID.- El Gobierno asume que no ha logrado controlar como quería el déficit público (a pesar de que ese era el propósito de las subidas de impuestos y los recortes de la legislatura de Mariano Rajoy) y ha elevado sus previsiones de déficit para los próximos años, tras recortar menos de lo esperado el déficit público en 2015.

La actualización del Programa de Estabilidad para el periodo 2016-2019, que el Ejecutivo en funciones enviará a final de mes a la Comisión Europea, contempla una previsión de déficit para el presente año casi un punto superior a la mantenida hasta ahora, pactada en su momento con Bruselas.

Así, los número rojos de las administraciones públicas alcanzarán este año el 3,6% del PIB (frente al 2,8% de la anterior estimación). Para el próximo año, la previsión de déficit se eleva hasta el 2,9%, esto es, 1,5 puntos más del 1,4% estimado inicialmente.

El Gobierno en funciones ha recalculado los objetivos de déficit público después de que en 2015 España cerrara con un déficit del 5% del PIB, ocho décimas por encima de lo previsto (4,2%), sobre todo por la desviación de las comunidades autónomas (1,66% sobre el 0,7% previsto) y de la Seguridad Social (1,26% en lugar de 0,6%).

Tampoco habrá un alivio significativo de peso de la deuda pública, que se mantendrá en niveles cercanos al 100% del PIB. Concretamente, el endeudamiento, que ha cerrado 2015 en el 99,2% del PIB, se mantendrá en el 99,1% este año, y en el 99% en 2017, de acuerdo con el nuevo cuadro macro.​

El paro se revisa al alza dos décimas para 2016, al 19,9%, y en tres décimas para 2017, al 17,9%

Ya este fin de semana, el Ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, anunció en Washington, en el marco de la reunión del FMI, la revisión a la baja  de las estimaciones de crecimiento de PIB, hasta el 2,7% en 2016 (desde el 3,0% contemplado inicialmente), y al 2,4% en 2017. El PIB nominal, por su parte, crecerá un 3,7% en ambos ejercicios, frente al 3,8% de 2015.

El nuevo escenario de previsiones que el Gobierno en funciones enviará a Bruselas empeora también ligeramente las cifras de desempleo. La tasa de paro (que cerró 2015 en el 22,1%) se revisa al alza dos décimas para 2016, hasta el 19,9%, y en tres décimas para 2017, al 17,9%.

Igual ocurre con el empleo (medido en términos EPA) también desacelerará su ritmo de avance, al pasar de un crecimiento del 3% en 2015 al 2,7% en 2016 y al 2,4% en 2017. En términos de Contabilidad Nacional (empleo equivalente a tiempo completo), la ocupación crecerá un 2,5% este año y un 2,2% en 2017, en contraste con el 3% de 2015. Guindos ya dijo este fin de semana que España puede crear 900.000 empleos en estos dos ejercicios.

Guindos asegura que Bruselas ve "realista" el nuevo déficit

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha señalado este martes que la nueva senda de reducción del déficit público que se incluirá en el Programa de Estabilidad 2016-2019 sólo se ha "comentado" con Bruselas, que la ve "realista", aunque no ha sido acordada oficialmente con las instituciones comunitarias. En declaraciones a los medios antes de comparecer ante la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos ha explicado que ya ha "comentado" los objetivos revisados de déficit tanto con el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, como con el comisario del Euro, Valdis Dombrovskis.

Guindos ha explicado que el recorte de las previsiones de crecimiento se corresponde a la "desaceleración global" que se está experimentando, y que "afecta a la economía española, pero menos que a los socios de la Eurozona". "Dentro de un contexto más pesimista de la economía mundial, la economía española se comporta diferencialmente mejor", ha insistido.

"Nadie puede decir que España no ha hecho un esfuerzo muy importante en la reducción del déficit", ha insistido Guindos, quien ha apuntado que el margen de consolidación fiscal de 2016 y 2017 se repartirá entre el Estado y las comunidades autónomas, aunque aún no se han decidido los objetivos definitivos.

Bruselas dice que "ninguna decisión está tomada" sobre dar más tiempo a España para cumplir con déficit

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha asegurado este martes que "ninguna decisión está tomada" sobre una posible prórroga a España para cumplir con los objetivos de reducción de déficit pactados con la Unión Europea, y ha avisado de que Bruselas no se posicionará hasta el mes de mayo.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha confirmado que se reunió con el ministro español de Economía en funciones, Luis de Guindos, en los márgenes de la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, pero ha recalcado que el encuentro concluyó "sin conclusiones, ni decisiones".

El Gobierno aspira a situar el déficit a finales de año en el 3,6%, lejos del 2,8% acordado con la UE, pero Dombrovskis ha eludido valorar esta cifra, con el argumento de que hay que esperar a que este jueves, 21 de abril, se publiquen los datos verificados por la oficina europea de estadística (Eurostat). Una vez se conozcan los datos fiscales de cada país y que Bruselas emita sus perspectivas económicas de primavera a principios de mayo, será el momento de estudiar las medidas, ha añadido.