Público
Público

Iberdrola compara la subida del precio de la luz con el coste de una caña

La dirección de la empresa eléctrica envía una carta a sus accionistas en la que minimiza el alza de la factura eléctrica, que cifra en 10 céntimos al día, lo que equivale a unos tres euros al mes.

Ignacio Sánchez Galán
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, durante su intervención hace un para de semanas en la recepción a las deportistas olímpicas y paralímpicas españolas que participaron en los Juegos Tokio 2020. Fernando Villar / EFE

La dirección de Iberdrola ha enviado recientemente una carta a sus accionistas en la que minimiza la histórica subida del precio de la luz que están sufriendo los consumidores en los últimos meses. Según adelantó Infolibre el pasado lunes, en la misiva, enviada el pasado 17 de septiembre, la dirección de la empresa eléctrica compara la subida de la luz con el coste de una caña. 

"Se ha realizado para solucionar un incremento de facturación de poco más de 10 céntimos de euro al día para un tercio de los clientes españoles. ¿Cuánto cuesta esa caña de cerveza, ese café o ese periódico que consumimos diariamente?", se pregunta la empresa en la carta. La empresa sin embargo no explica qué cálculos ha hecho para concluir que la factura eléctrica se ha incrementado 10 céntimos al día, lo que equivaldría a unos tres euros al mes, cuando las subidas han sido mucho mayores.

Además, en la carta Iberdrola carga también contra la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera por las recientes medidas adoptadas por el Gobierno para abaratar la factura de la luz, entre ellas la supresión de una parte de los llamados beneficios caídos del cielo, esa retribución extra que reciben centrales hidroeléctricas y nucleares ya amortizadas. En este sentido hay que recordar que hace unos días las eléctricas amenazaron con cerrar las centrales nucleares. Iberdrola ase

De hecho, Iberdrola asegura que la factura eléctrica no es tan cara, por lo que esas medidas del Gobierno no están justificadas. Para Iberdrola estas medidas "crean una inseguridad jurídica que aumenta el riesgo-país, lo que habitualmente impacta en las tan necesarias inversiones internacionales y pone en riesgo el logro de los objetivos medioambientales de la Unión Europea". 

Finalmente, Iberdrola asegura en la carta que  "está tomando y seguirá tomando todas las medidas legales y de gestión para defender los justos intereses de la empresa y sus accionistas".

Más noticias de Economía