Público
Público

Impuestos El control a la gran empresa dispara la recaudación por IVA en 3.300 millones

El sistema que obliga a declarar compras y ventas en menos de cuatro días a 60.000 empresas provoca un “extraordinario crecimiento” de los ingresos de la Agencia Tributaria.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 12

La Agencia Tributaria prevé que el llamado ‘efecto SII’ se prolongue hasta entrado el año que viene.

La implantación del SII, el Sistema de Información Inmediata que chequea prácticamente en tiempo real la facturación de las grandes empresas, ha disparado la recaudación por IVA en 3.363 millones de euros en los primeros ocho meses de este año, un resultado que la Agencia Tributaria califica de “extraordinario crecimiento” en su Informe Mensual de Recaudación de agosto.

El SII, que entró en funcionamiento en agosto del año pasado, es una especie de “gran hermano” tributario que obliga a las empresas que facturan más de seis millones de euros y a las que realizaban declaraciones mensuales a comunicar al fisco en un máximo de cuatro días, y por vía telemática, las facturas que emiten a sus clientes y las que les envían sus proveedores.

En la práctica, supone controlar casi en tiempo real las transacciones de algo más de 60.000 empresas que, con un volumen de negocio superior a los 300.000 millones de euros, generan tres cuartas partes del IVA del país, aunque el objetivo del sistema no es únicamente contable. También pretende atajar el fraude en este impuesto.

Casi 2.000 millones de fraude al año

El IVA, que es uno de los tres principales tributos del país junto con el IRPF y el de Sociedades, ha aportado 294.902 millones de euros a las arcas públicas en los últimos cinco años. La recaudación ascendió a 63.647 en el último ejercicio, por 77.038 millones y 23.143 millones, respectivamente, de los que gravan la renta y los beneficios empresariales.

Sin embargo, es uno de los tributos en los que se produce un mayor volumen de fraude. Según un estudio de la Comisión Europea, España dejó de ingresar 1.996 millones de IVA en 2016, lo que equivale a un 3,17% de la recaudación.

Es el porcentaje más bajo de la UE, tras haberlo reducido a la cuarta parte en tres años, ya que en 2013 alcanzaba el 12% con un total de 8.149 millones. Ese volumen de fraude, que alcanza los 19.036 millones entre 2013 y 2016, duplica prácticamente la cuantía de los recortes que el Gobierno de Mariano Rajoy aplicó en sanidad, educación y dependencia, estimados en unos 10.000 millones de euros.

¿3.300 o 4.100 millones de euros?

El aumento de la recaudación por la puesta en marcha del SII palía con creces los niveles de fraude de los últimos años en el IVA. Lo ha hecho al adelantar la liquidación del grueso del impuesto, por una parte, y, por otra, al intensificar el control sobre el trasiego comercial y dificultar el retoque de facturas.

En este sentido, Hacienda señala que “de los 3.416 millones de impacto total” en los que estima el aumento de la recaudación en los ocho primeros meses del año, “3.363 se deben al SII”, en un efecto que “se va a prolongar hasta final de año”.

El grueso de ese efecto SII, que Hacienda eleva hasta 4.111 millones en los cuadros estadísticos del mismo informe, procede de las grandes empresas, cuya aportación creció un 17% entre enero y agosto de este año en relación con el mismo periodo del año anterior: pasó en esos meses de 26.766 a 31.400 millones, 1.271 por encima del resultado que la propia Agencia Tributaria atribuye al nuevo sistema.

El crecimiento fue menor tanto en el caso de las pymes, cuya tributación pasó de 19.408 a 20.517 millones, como en el de la importación, que subió de 10.299 a 10.679 millones. Por otro lado, el informe de la Agencia Tributaria cifra entre un 4,5% y un 5% el aumento de la recaudación por IVA por la evolución de la demanda interna del país.

En este sentido, el Informe de Recaudación de septiembre señala que la recaudación del IVA, dejando al margen el efecto SII, está creciendo a “a tasas similares a las que registra la demanda interna, por encima del 4%, con una aportación cada vez mayor en los últimos meses del componente de precios”; es decir, que el encarecimiento del precio de venta de los productos gana terreno al aumento del consumo.

Mayor control para el fisco

El SII afecta directamente a una parte muy escasa de las empresas y autónomos obligados a declarar el IVA, cuyo censo supera los tres millones, aunque, indirectamente, el ámbito de control del sistema se amplía a todo aquel proveedor y/o cliente de cualquier sociedad que facture más de seis millones de euros.

Ese control inmediato mejora las opciones de Hacienda para actuar tanto en casos de morosidad, interviniendo los pagos de facturas emitidas contra deudores, como para evitar las deducciones y devoluciones improcedentes cuando las liquidaciones no se han producido, además de dificultar las operaciones de fraude.

El cruce definitivo de los datos definitivos se aplaza hasta que cada contribuyente presenta sus declaraciones mensuales, trimestrales o anuales, aunque eso no impide las supervisiones previas.