Público
Público

Juicio Bankia Fernández Ordóñez cree que la salida a Bolsa de Bankia salió "bastante bien" pese al posterior rescate

El exgobernador del Banco de España defiende el descuento que se hizo en las acciones, carga contra De Guindos por su papel en 2012 y quita peso a su papel en la fusión de Caja Madrid con Bancaja porque él solo tuvo "que hacer dos cositas".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El exgobernador del Banco de España ,Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a su llegada a la Audiencia Nacional donde ha declarado como testigo en el juicio por la salida a bolsa de Bankia. /EFE

El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha declarado este lunes como testigo en el juicio que investiga la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid). Ha asegurado que la salida a Bolsa de la entidad "en mi opinión sale bastante bien", ya que el descuento -del 75 %- en el precio de la ops (oferta pública de suscripción de acciones) fue bueno tanto para los pequeños accionistas, que pudieron adquirir mayor cantidad de acciones, como para los contribuyentes.

A los accionistas que fueron a comprar acciones en el momento de la salida a bolsa, ha explicado, "la rebaja del precio es algo que les favoreció, ya que obtienen una mayor cantidad de títulos a menos precio". Sí que es algo que debía preocupar a BFA y a las cajas de ahorros que dieron origen a Bankia, "pero a los efectos que nos importan, sobre los accionistas, esto les favorece, y a mi me interesaba que saliera bien, y en mi opinión sale bastante bien".

De hecho, el del precio de la salida a Bolsa es un tema "que no me interesaba especialmente", algo que era competencia de BFA pero no del Banco de España, que "no entraba en ese detalle ni le daba gran relevancia". Lo que si fue relevantes es que se consiguieron más de 3.000 millones de euros mediante "una operación interesante que cumplía la ley".

También ha afirmado que el requerimiento a Bankia de cargar pérdidas contra reservas en los resultados correspondientes al ejercicio 2010 era "lo más razonable" y de no hacerlo, se hubiera ofrecido una "imagen falsa" de la entidad.

De hecho, Fernández Ordóñez ha remarcado que cargar pérdidas contra reservas era un procedimiento que se aprobó para todas las cajas en España que se fusionaron, no solo en Bankia. "La falta de homogeneidad no es buena para el mercado, el supervisor tuvo que decidir. Fue algo muy estudiado", ha indicado.

"A mí, desde luego, y a los miembros de la comisión ejecutiva, nos pareció lo más razonable. No tiene ninguna relación con la salida a Bolsa posterior de Bankia. Es una norma que se aplica a todo el mundo", ha subrayado. Según ha dicho, esta decisión le "convenció entonces y le sigue convenciendo ahora".

En su opinión, el caso de Bankia respondía al de "prácticamente una fusión", aunque propiamente no lo era porque las cajas al integrarse no desaparecían. Por otro lado, Fernández Ordóñez, que ha quitado relevancia a su papel en el asunto, recordando que había inspectores dentro de Bankia, ha afirmado que las integraciones son una "forma normal de resolver crisis". "Si uno tiene problemas, la integración trae ventajas enormes, es una excusa para reducir costes", ha dicho.

Intervención de Guindos

Ordóñez ha vuelto a cargar contra el exministro de Economía, Luis de Guindos, al que achaca haber hecho público un informe del FMI sobre Bankia. "El 17 de abril nosotros aprobamos un plan condicionado a más saneamiento, cambio de gestores y más desinversiones. El problema es que el informe del FMI salta antes. El documento tenía utilidad si se publicaba después, pero se publica antes".

Así, el exgobernador afirma que el Banco de España perdió el control sobre Bankia en abril y mayo de 2012.  "Veo saltar por los aires todo lo de Rato. El viernes, Rato estaba hablando con el director de Supervisión sobre su plan y después llegan las reuniones [con Guindos y tres banqueros] donde se le fuerza a dimitir", ha afirmado, para añadir que "fue Guindos el que toma las decisiones, ya no Supervisión, nos pusimos a su disposición de apoyarle siempre que no fuera ilegal".

El rescate a Bankia se hizo público en junio de 2012 y costó a las arcas del Estado un total de 22.424 millones de euros, de los cuales el banco solo ha devuelto todavía 3.083 millones.

"Dos cositas" en la fusión de Bancaja con Caja Madrid

De igual forma, el exgobernador de la autoridad monetaria ha asegurado que Bancaja no habría aguantado sin haberse integrado con Caja Madrid y las otras cinco cajas que luego darían lugar a Bankia.

Esta declaración rebate la ofrecida por el acusado expresidente de Bancaja y exvicepresidente de Bankia José Luis Olivas, que aseguró que Bancaja era "solvente" y que no veía necesaria su integración en el SIP.

"Bancaja no aguanta, Bancaja no puede, ahora está cumpliendo pero en unos meses con la situación que tenemos, no aguanta", ha relatado Fernández Ordóñez. Según él, solo tuvo "que hacer dos cositas". Una fue llamar a Olivas para obligarle a reunirse con Rodrigo Rato en el Banco de España para facilitar la integración y la otra, dar varias aprobaciones en la Comisión Ejecutiva.