Público
Público

Junta de accionistas Codere reduce su capital en 450 millones para favorecer la colocación de acciones en el mercado

La junta de la empresa de apuestas y juegos de azar rechaza la petición de la familia fundadora,  Martínez Sampedro, de tener dos puestos en el consejo de administración, del que fueron expulsados hace dos años.

Local de apuestas de Codere, en Madrid. E.P./Eduardo Parra
Local de apuestas de Codere, en Madrid. E.P./Eduardo Parra

Agencias

La empresa de apuestas y juegos de azar Codere ha decidido en su junta general ordinaria y extraordinaria de accionistas la reducción de su capital social en 450 millones mediante la disminución del valor nominal de todas las acciones actualmente en circulación, con la finalidad de crear una reserva indisponible y favorecer la colocación de acciones en el mercado.

La decisión se ha adoptado después de que el 79,8% de los bonistas existentes de Codere mostrara, a fecha 23 de julio, su aceptación a sumarse al acuerdo que supone la emisión de nueva financiación por importe de 250 millones de euros, así como la prórroga de los actuales vencimientos de su deuda, con el objetivo de facilitar de suficiente liquidez a la compañía para continuar con sus operaciones.

La compañía ejecutará esta propuesta de refinanciación en dos tramos, uno inicial por valor de 85 millones de euros destinado a dotar de liquidez a la compañía hasta el cierre de la misma y otro adicional por importe de 165 millones de euros que será ofrecido a los bonistas para su suscripción.

Asimismo, prorrogará dos años el vencimiento de los bonos existentes, hasta el 1 de noviembre de 2023, e incrementará su tipo de interés con arreglo a una parte obligatoria con pago en efectivo al 4,50% y, a elección del emisor, una parte complementaria con pago en efectivo o en especie.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía ha explicado que el valor de las acciones en circulación pasarán de 3,80 euros a 0,50 euros, lo que supondrá un nuevo capital social de 59,2 millones de euros.

La empresa de bingos, casinos, máquinas tragaperras y apuestas online ha explicado que el objetivo de las futuras colocaciones es que puedan emitirse en el marco de la ejecución de una o varias operaciones de aumento de capital, otorgando así mayor flexibilidad al consejo a la hora de determinar el precio de emisión efectivo.

La junta de Codere, además,  ha rechazado a los hermanos Martínez Sampedro para formar parte del consejo de administración. La familia Martínez Sampedro, fundadora del grupo de de juegos y apuestas, controla a través de su sociedad Masampe un 14% del capital, y fueron apartados de la dirección de la compañía en 2018, cuando los bancos y fondos acreedores se hiceron con la mayoría de las acciones a cambio de sus deudas.

Ahora, los Martínez Sampedro insistía en volver al órgano de gobierno de la compañía, en sustitución del presidente, Norman Sorensen y de otros dos consejeros, a quienes acusan de vulnerar sus deberes de lealtad y debida diligencia al frente de la sociedad. La junta ha rechazado la propuesta y, en cambio,  ha reelegido a Sorensen y a otros como consejeros.

Seguro de responsabilidad civil para los consejeros 

De otro lado, el consejo de Codere propone la modificación del apartado 9 de su artículo 24 en los Estatutos Sociales, referido a la contratación de un seguro de responsabilidad civil para los consejeros de la empresa. La propuesta expresa que también se puedan contratar otros sistemas alternativos o complementarios.

La compañía podrá igualmente prestar cobertura de responsabilidad a los consejeros, excluyendo en todo caso de dicha cobertura las actuaciones de consejeros que sean dolosos o que perjudiquen al interés social de la sociedad, excluyendo los gastos relacionados con dichas actuaciones dolosas o que perjudiquen al interés social de la sociedad.

El importe de la cobertura a prestar por la sociedad estará incluido en el importe máximo anual aprobado por la junta general de accionistas y fijado en la política de remuneraciones de los consejeros.

Con base a lo anterior, el consejo ha propuesto fijar en 20 millones de euros el importe máximo anual relativo a pagos eventuales en el caso de realizarse dichas coberturas jurídicas, que cubrirá exclusivamente contingencias previstas en el artículo 24.9, pudiendo utilizar dicho importe, de forma exclusiva, para cubrir las contingencias y gastos asociadas a las mismas.

Más noticias de Economía