Público
Público

Junta de accionistas IAG renegocia el precio de Air Europa para cerrar la compra cuanto antes

Los accionistas del holding aéreo, del que forman parte Iberia e British Airways, aprueban un aumento de capital para captar 2.750 millones. Luis Gallego releva a Willie Walsh en el cargo de consejero delegado del grupo.

Un avión de Iberia y otro de Air Europa en las pistas del Aeropuerto de Barajas. E.P./Eduardo Parra
Un avión de Iberia y otro de Air Europa en las pistas del Aeropuerto de Barajas. E.P./Eduardo Parra

EFE

El presidente de International Airlines Group (IAG), Antonio Vázquez, ha dicho este martes que espera completar la compra de Air Europa "en la segunda mitad de este año o a comienzo de 2021", una vez renegociados los términos del acuerdo, que rebajarán sustancialmente el precio de mil millones de euros previsto inicialmente.

En la junta de accionistas del grupo (que integra a British Airways, Iberia, Air Lingus, Vueling y Level) Vázquez ha señalado que siguen negociando la "potencial reestructuración del acuerdo" alcanzado en noviembre pasado, en un escenario precovid, "incluyendo el precio y las necesidades de financiación del negocio de Air Europa".

Esta junta ha supuesto la salida de Willie Walsh como consejero delegado del grupo (tras 42 años en el mundo de la aviación) y su sustitución por Luis Gallego, hasta hoy presidente de Iberia. El cambio estaba anunciado para marzo pero la irrupción de la pandemia llevó posponerlo.

En noviembre pasado IAG había acordado con el grupo que preside Juan José Hidalgo la compra de Air Europa por mil millones, pero la crisis que atraviesan las aerolíneas, la mayor de su historia, ha llevado a rebajar sustancialmente las valoraciones. El mercado sitúa el precio en torno a 500 millones.

Al tiempo, Globalia (propietaria de Air Europa) ha pedido 400 millones de euros del Fondo SEPI para la recapitalización de empresas estratégicas a las que la pandemia ha dejado en una situación de debilidad que amenaza su viabilidad futura.

El presidente de IAG, Antonio Vázquez, en la junta general de accionistas de 2020. E.P.

Vázquez ha defendido que la operación sigue teniendo sentido estratégico para fortalecer el hub (centro de distribución de tráfico) de Madrid, especialmente por la conexión con Latinoamérica, será positiva para los consumidores y beneficiará al sector del turismo y al conjunto de la economía española.

En su opinión, es pronto para definir si, una vez que se cierre la operación, se mantendrá la marca Air Europa, las rutas y la flota, cuestiones que se analizarán con el equipo directivo de Globalia en función de la situación y perspectivas del mercado.

La ampliación de capital por 2.750 millones de euros que este martes ha aprobado la junta no irá destinada a financiar la compra de Air Europa. Esa adquisición, ha añadido, es una operación de Iberia, no del grupo. La ampliación de capital, ha explicado, es la mejor vía para garantizar que IAG pueda salir de esta crisis con más "resiliencia, flexibilidad y capacidad" para tomar las decisiones operativas y estratégicas adecuadas.

El mayor accionista de la compañía, Qatar Airways (25,1%), ha respaldado la operación (que será asegurada por Goldman Sachs, Morgan Stanley y Deutsche Bank) y a la que también se han comprometido a acudir los miembros del consejo de administración y el equipo directivo de IAG.

Esta crisis ha llevado a IAG a cosechar en el segundo trimestre las mayores pérdidas trimestrales de su historia, consecuencia de las caídas de los tráficos en más del 98%. Las previsiones apuntan que la recuperación no se producirá antes de finales de 2023 o 2024.

Menores costes

Willie Walsh, el consejero delegado saliente ha dicho ante la junta que para hacer frente a la crisis el grupo está centrado en la reducción de costes (han pasado de 440 millones de euros semanales en el primer trimestre a 205 millones en el segundo), en la mejora de la liquidez y en garantizar que cada una de las empresas tengan el tamaño y la estructura adecuados para el nuevo entorno operativo post-covid.

La contención de costes ha sido posible gracias a los programas gubernamentales de apoyo al empleo en Reino Unido y España, las reducciones de salarios y la supresión de gastos no esenciales.

Además, el grupo ha reducido a la mitad los gastos de capital para los próximos tres años, lo que le reporta unos ahorros de 7.000 millones; aplazado la recepción de 68 nuevas aeronaves, y retirado los modelos Boeing 747 y Airbus A340-600 de British Airways e Iberia, respectivamente.

También ha cancelado las operaciones de corta distancia de Level y cerrado sus bases en Viena y Ámsterdam, al tiempo que la filial de esta compañía en Francia, OpenSkies, estudia el cierre de la base de larga distancia en París. A partir de ahora, Level se centrará en sus operaciones de larga distancia desde Barcelona.

Walsh ha pedido a los gobiernos que adopten un enfoque "más constructivo" para hacer frente al coronavirus, sustituyendo las cuarentenas por la realización de test en los aeropuertos y por la extensión de corredores aéreos internacionales seguros entre Europa y las regiones de Estados Unidos con menor riesgo.

Sánchez-Prieto, presidente de Iberia

A Luis Gallego le sustituirá en la presidencia de Iberia Javier Sánchez-Prieto, hasta ahora presidente y consejero delegado de Vueling, a quien sustituye Marco Sansavini (director comercial de Iberia).

Al tiempo, Antonio Vázquez dejará su función como presidente de IAG a principio de 2021 tras 10 años al frente, en línea con la recomendación del Código de Gobierno Corporativo del Reino Unido. Será sustituido por Javier Ferrán, que procede del grupo de distribución Diageo.

Coincidiendo con la Junta, la agencia de calificación de riesgos Moody's ha rebajado un grado más la calificación de IAG y de British Airways. A finales de mayo la había colocado en bono basura y ahora baja un peldaño más. 

Más noticias de Economía