Público
Público

Masmovil compra Yoigo para consolidarse como cuarto operador del mercado español de móvil

Es la segunda compra de la operadora en apenas dos meses tras la adquisición en abril de Pepephone

Sede de la operadora Masmovil. E.P.

Andrés González / REUTERS

MADRID.- La operadora Masmovil dio el martes un paso decisivo en su estrategia de convertirse en el cuarto operador español con la compra de Yoigo,  valorada en 612 millones, que le permitirá multiplicar su resultado operativo (Ebitda) hasta los 108 millones de euros y superar los 4,2 millones de clientes. "La adquisición de Yoigo (junto con la de Pepehone) permitirá a Masmovil reforzar y consolidar su posición como cuarto operador nacional de telecomunicaciones en España", dijo Masmovil en una nota.

La adquisición de Yoigo es la segunda compra de Masmovil en apenas dos meses tras anunciar a finales de abril que ha adquirido el operador móvil PepephoneLas acciones de Masmovil, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), subían casi un ocho por ciento tras el anuncio, con una capitalización bursátil de unos 278 millones de euros.

El grupo financiará la operación en un 40% con capital e instrumentos híbridos y en el 60% con deuda senior y subordinada. El jueves, la compañía celebra una junta de accionistas en la que prevé aprobar una ampliación de capital de 230 millones de euros para financiar las últimas adquisiciones.

Masmovil dijo que ha adelantado 30 millones de euros por la compra, aunque señaló que la operación aún requerirá luz verde por parte del regulador nacional de competencia.  La operadora señaló que su fusión con Yoigo supondrá unos ahorros de costes y sinergias por 370 millones de euros.

Telia venderá su participación del 76,56% directamente, mientras que los socios minoritarios españoles de Yoigo (ACS, con un 17%; FCC, un 3,44%; y Abengoa, un 3%) ejecutarán la operación cambiando sus acciones y préstamos participativos por un crédito de 261 millones de euros convertible a futuro en acciones de Masmovil.

Con esta fórmula los socios españoles evitan aflorar las pérdidas que implicaría una venta directa ya que algunos, como ACS, tenían contabilizada la participación muy por encima del precio de venta acordado.

La transacción incluye también la adquisición de los créditos participativos que tenía Yoigo con sus accionistas por un importe superior a los 600 millones de euros.

Masmovil estima que conseguirá ahorros de costes de 60 millones de euros hasta 2019, con unos costes de integración de 50 millones de euros en los próximos tres años.

Más noticias de Economía