Público
Público

La matriz de Iberia pagará 75 millones a la dueña de Air Europa al fracasar la compra de la aerolínea

IAG y Globalia se dan de plazo hasta finales de enero próximo para estudiar nuevas vías que faciliten la integración de sus negocios.

Varios aviones de Air Europa en la terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. E.P./Alejandro Martínez Vélez
Varios aviones de Air Europa en la terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Alejandro Martínez Vélez / EUROPA PRESS

International Airlines Group (IAG), el holding de aerolíneas que intergra, entre otras, a Iberia, y Globalia, el grupo turístico propietario de Air Europa, se han dado de plazo hasta finales de enero para sondear posibles alternativas para un nuevo acuerdo entre ambos, tras romperse el compromiso alcanzado hace dos años para la adquisición de la compañía aérea del grupo de la familia Hidalgo.

"IAG ha cerrado un acuerdo de intenciones con Globalia para evaluar, antes de finales de enero de 2022, estructuras alternativas que puedan ser de interés para ambas compañías y que ofrezcan beneficios beneficios similares para sus accionistas, clientes y empleados", dijo la compañía en un comunicado remitido a la CNMV.

De momento, IAG abonará a Globalia 75 millones de euros en concepto de indemnización por la frustrada operación, que se descontarán del precio de compra si finalmente se llegara a cerrar el acuerdo de compra.

Dicha cantidad incluye la penalización (break-fee) acordada previamente de 40 millones de euros para el caso de que se rompiese el acuerdo, y otros 35 millones adicionales para eliminar cualquier reclamación pendiente relacionada con el anterior acuerdo de adquisición.

En otro comunicado, Iberia asegura que ha sido imposible cerrar con éxito "una operación tan estratégica para el futuro de la conectividad aérea de España, el reforzamiento del hub de Madrid, el desarrollo de nuestro turismo de calidad y la recuperación de la economía española". 

"Es muy decepcionante que hayamos tenido que rescindir el acuerdo actual para adquirir Air Europa, pero la decisión tiene sentido debido a las condiciones de mercado, la profunda crisis derivada del Covid-19 y teniendo en cuenta nuestro deseo de mantener un enfoque disciplinado en cuanto a la asignación de capital", explica en el comunicado el consejero delegado de IAG Luis Gallego.

Traducido, que la digestión de la operación en los términos acordados inicialmente era pesada para las cuentas de Iberia, por la delicada posición financiera de Globalia, con una deuda de en torno a 700 millones de euros.

Este miércoles IAG y Globalia confirmaban que se encontraban en negociaciones "avanzadas" para rescindir el acuerdo que firmaron para la compra de Air Europa por parte de Iberia. El pasado enero Iberia acordó la compra de Air Europa al grupo Globalia por un importe de 500 millones de euros a pagar en seis años, un 50% menos en comparación con el precio inicialmente acordado en noviembre de 2019, cuando el valor de la operación ascendía a 1.000 millones de euros.

La confirmación de la renuncia llega poco antes del pronunciamiento de la Comisión Europea, previsto para el próximo 4 de enero pero que ahora decae. Bruselas debía dilucidar si la operación generaba problemas de concurrencia en unas 70 rutas en las que Iberia y Air Europa son las principales o incluso las únicas operadoras.

Bruselas confirmó este jueves que la adquisición de Air Europa (IAG) por parte de Iberia seguía sin solucionar los problemas sobre la competencia identificados por las autoridades comunitarias. En un comunicado, el Ejecutivo comunitario explicó que las conversaciones con ambas compañías y las modificaciones ofrecidas por éstas para conseguir el visto bueno del Ejecutivo comunitario "no atajaban adecuadamente" los problemas detectados.

La Comisión Europea inició a finales de junio una investigación en profundidad ante la sospecha de que la transacción podría afectar a la competencia en setenta rutas domésticas e internacionales desde y hacia España.

Más noticias de Economía