Público
Público

Los presidentes de la gran banca se repartieron casi 21 millones en 2019

Casi la mitad de ese dinero fue para la del Santander, Ana Botín, que ganó 9,9 millones de euros

De izq. a der., los presidentes de los seis bancos del Ibex 35: Ana Botín (Santander), Carlos Torres (BBVA), Jordi Gual (Caixabank), José Ignacio Goirigolzarri (Bankia), Josep Oliú (Sabadell) y Pedro Guerrero (Bankinter). EFE/E.P./REUTERS
De izq. a der., los presidentes de los seis bancos del Ibex 35: Ana Botín (Santander), Carlos Torres (BBVA), Jordi Gual (Caixabank), José Ignacio Goirigolzarri (Bankia), Josep Oliú (Sabadell) y Pedro Guerrero (Bankinter). EFE/E.P./REUTERS

VICENTE CLAVERO

Los presidentes de los seis principales bancos españoles (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Bankinter) percibieron el año pasado un total de 20,8 millones de euros, según consta en la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por las propias entidades.

La que más cobró, con diferencia, fue la responsable del Santander, Ana Botín, cuya retribución ascendió a 9,9 millones, incluyendo pagos en metálico, acciones del banco y aportaciones al fondo de pensiones. Le siguió su colega del BBVA, Carlos Torres Vila, con algo más de cinco millones de euros.

Los cuatro presidentes restantes se situaron a una notable distancia: el del Sabadell, José Oliu, percibió 3,1 millones; el de Caixabank, Jordi Gual, 1,1 millones; el de Bankinter, Pedro Guerrero, 960.000 euros, y el de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, 606.000 euros, siempre según los datos que obran en poder de la CNMV.

El conjunto de estas retribuciones supone un incremento del 3,4% respecto a las cifras correspondientes a 2018, aunque no todas crecieron: la de Botín bajó un 9,6% y la de Gorigolzarri, un 24,2%, mientras subían las de Torres Vila (19%), Oliu (56,8%) y Guerrero (1,7%). La de Gual no experimentó cambios.

El descenso de Botín es consecuencia de su decisión de bajarse en bonus, a la vista de la evolución de las cuentas del Santander, cuyos beneficios retrocedieron un 17% en 2019. Goirrigolzarri había devengado en 2018 una retribución variable mayor y de ahí la diferencia en su retribución total.

En cuanto a los aumentos, el de Oliu obedece a que en 2018 renunció a su bonus, por las dificultades que atravesaba TSB, la filial británica del Sabadell. Torres Villa disfrutó en 2019 de su primer año al frente del BBVA y por eso se embolsó 800.000 euros más que el ejercicio anterior, en que era consejero delegado.

De todas formas, hay consejeros delegados en el sector bancario que ganan más que sus respectivos presidentes, al carecer éstos de funciones ejecutivas, como es el caso de Caixabank, donde Gonzalo Gortázar cobró 2,5 millones, y de Bankinter, donde María Dolores Dancausa recibió 1,4.

Los hay también que, aun ganando menos que sus presidentes, están por encima de los presidentes de otras entidades. La retribución del consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, por ejemplo, sumó 8,3 millones de euros; la de Onur Genç (BBVA), 4,9 millones, y la de Jaime Guardiola (Sabadell), 2,4 millones.

El consejo de administración más caro fue el del Santander, pues sus miembros percibieron 27,2 millones de euros en 2019, a razón de 1,7 millones por cabeza. El último puesto, en cambio, lo ocupó la semipública Bankia, con un coste de 2,8 millones y una media de 235.000 euros.

Más noticias de Economía