Público
Público

Santander UK supera con el resto de grandes bancos los test de estrés del Banco de Inglaterra

El sistema bancario del Reino Unido resistiría una eventual recesión en este país y en la economía global, según los resultados de las pruebas de solvencia anuales publicadas por el banco central británico.

Vista de Canary Wharf (el distrito financiero de Londres donde tienen su sede bancos y empresas) desde Greenwich Park. AFP/Daniel Sorabji

Agencias

Los siente grandes bancos de Reino Unido (Santander UK, Barclays, HSBC, Lloyds Banking Group, Nationwide, The Royal Bank of Scotland y Standard Chartered) han superado los test de esfuerzo a los que les ha sometido el Banco de Inglaterra para determinar su resiliencia ante un escenario macroeconómico adverso y un Brexit duro.

"El núcleo del sistema financiero de Reino Unido, incluyendo los bancos, los dealers y las compañías de seguros, es resiliente y está bien preparado para los amplios shocks económicos y financieros que podrían estar asociados a un Brexit desordenado", ha indicado la autoridad monetaria presidida por Mark Carney.

El hipotético escenario adverso con el que ha trabajado el Banco de Inglaterra contempla una contracción del 4,7% del producto interior bruto (PIB) británico, del 2,6% a nivel global y un aumento de la tasa de desempleo en el Reino Unido desde el 3,8% actual a un 9,2%, entre otros factores.

El contexto es "lo suficientemente severo" como para evaluar el comportamiento del sector ante una salida no negociada de la Unión Europea (UE), según detalla la entidad emisora.

El sector "es resistente y está preparado para afrontar el amplio rango de conmociones financieras que podrían estar asociadas a un brexit desordenado en el peor de los casos", señala el Banco de Inglaterra en su informe.

Incluso tras someterse a esas adversidades, los principales bancos británicos mantendrían, en conjunto, un ratio de capital de calidad (CET1) más de dos veces superior al que registraban antes del comienzo de la crisis económica de 2008.

Por entidades, Santander UK ha registrado un ratio del 10,8% en el escenario estresado, frente a un objetivo del 8,1%. De su lado, Nationwide ha alcanzado una ratio del 13,1%, frente al objetivo del 7,9%, y Royal Bank of Scotland ha superado su objetivo mínimo en casi tres puntos, hasta el 10,8%. En la situación de esfuerzo, Standard Charterd se ha situado en el 9%, frente al objetivo del 6,9%, al tiempo que Barclays y HSBC han alcanzado una ratio del 8,9%, cuando necesitaban un mínimo del 8,1% y del 7,7%, respectivamente. Lloyds ha superado su límite en un punto porcentual, hasta el 8,5%.

Con todo, la entidad advierte de que algunos bancos deberían recortar sus gastos para superar con solvencia una nueva recesión.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, espera romper los lazos con la UE el próximo 31 de enero de manera amistosa. A partir de entonces, se iniciará un periodo de transición de once meses en el que el Reino Unido se mantendrá integrado en las estructuras comunitarias y cumplirá las normas del bloque.

Al término de ese plazo, ambos lados del canal de la Mancha deberán haber acordado un nuevo acuerdo comercial para evitar que se produzca en diciembre de 2020 un escenario similar al de un brexit no negociado.

Johnson ha recalcado que no quiere extender el periodo de transición más allá del próximo año, aunque Bruselas ha advertido de que once meses es poco tiempo para alcanzar un pacto comercial completo.