Público
Público
ciberataque SEPE

El SEPE sigue sin tener restablecidos todos los servicios, aunque asegura que el cobro de las prestaciones no corre peligro

Dos semanas después del ciberataque, el Ministerio de Trabajo asegura que ningún ciudadano tendrá retrasos en el pago de sus prestaciones, pero los sindicatos son menos optimistas. CC OO teme que unas 150.000 personas se verán afectadas.

Una mujer delante de una oficina del SEPE. Eduardo Parra / Europa Press
Una mujer delante de una oficina del SEPE. Eduardo Parra / Europa Press.

Ha pasado más de dos semanas del ciberataque al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que paralizó los servicios a través de la web. Esta situación provocó a su vez el bloqueo de las oficinas, ya que muchos usuarios se acercaron de forma presencial para ver si podían solucionar sus gestiones.

El virus responsable de causar el caos en el SEPE se llama Ryuk y es un ransomware. Es decir, un programa dedicado al secuestro de datos bastante complicado de vencer.

Desde que se conoció el ciberataque, multitud de personas se preguntaron si los pagos de sus prestaciones podrían verse retrasados, algo que el Ministerio de Trabajo negó desde el principio.

Multitud de servicios ya se han restablecido

Actualmente, una parte de los servicios del SEPE ya se ha restablecido y en estos momentos se encuentran disponibles los servicios de protección por desempleo (exceptuando la verificación de documentos y la consulta de la prestación), la cita previa, la comunicación de periodos de actividad, la emisión de certificados de empresa, las solicitudes colectivas de ERTE covid, las agencias de colocación y el servicio de formación, según se previsualiza al entrar a la página web de este servicio.

Pantallazo de la página web del SEPE.

Parece que poco a poco se está restableciendo la totalidad de la asistencia y, desde el propio organismo, aseguran que se ampliarán los plazos de solicitud de las prestaciones en tantos días como estén fuera de servicio las aplicaciones.

Yolanda Díaz pide tranquilidad

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha pedido tranquilidad y ha asegurado que ningún ciudadano va a tener retrasos en el pago de sus prestaciones ya que el SEPE está prácticamente recuperado.

La ministra ha señalado que ya se han recuperado "los servicios críticos" y que continúa la investigación sobre las causas del ataque. También ha explicado que se ha desplegado un plan de recuperación de todos los servicios basado en tres líneas de actuación: la contención de la amenaza para evitar que se propaguen, la investigación de las causas y la restauración de los servicios.

En este contexto, la ministra Díaz ha pedido que se transmita serenidad y ha propuesto a los diputados que, si quieren, entren en cualquier servicio del SEPE para comprobar que ya funciona.

Los sindicatos son menos optimistas

Por su parte, los sindicatos son menos optimistas y aseguran que va a ser complejo cerrar todas las nóminas tras el ataque informático. Concretamente, Manuel Galdeano (coordinador del CSIF en el SEPE), ha asegurado esta semana en una entrevista en 120 minutos que "desgraciadamente" todo el trabajo que ha entrado a partir del día 9 de marzo relativo a las prestaciones va a ser muy complejo de tramitar en su totalidad con los pocos días que quedan.

Josetxo Gándara, representante de Comisiones Obreras en el SEPE, también ha asegurado en una entrevista a otro medio de comunicación que habrá retrasos. De hecho, ha explicado a Público que estima que en torno a 150.000 nuevas demandas de prestaciones podrían retrasarse.

"Cuando hablamos de números, los números son muy fríos. Por comparativa puede no parecer mucho, pero estamos hablando de personas y de familias", asegura a Público el representante de CC OO en el SEPE.

Escasa plantilla y trabajadores agotados

Actualmente, y desde hace años, el SEPE atraviesa una situación complicada. Según datos de junio del 2020 en el Servicio Público de Empleo Estatal trabajan un total de 8.321 personas, tras la contratación del Gobierno de personal interino para reforzar este servicio debido a la avalancha de ERTE y otras prestaciones, pero hace 21 años el SEPE contaba con 10.131 efectivos.

Esta cifra supone 1.815 trabajadores menos, según la información facilitada a este medio por parte del SEPE, tanto en la segunda legislatura del Gobierno de José María Aznar, como en los siete años de gobierno de Mariano Rajoy, siendo en estos periodos Cristóbal Montoro ministro de Hacienda con el Partido Popular.

Uno de los principales problemas del SEPE es precisamente la escasa plantilla con la que cuenta, algo que ha favorecido que estos trabajadores estén agotados tras un año muy duro de pandemia, ya que han tenido que hacer frente a la gestión de multitud de prestaciones, entre ellas los ERTE.

Ahora, este ciberataque se produce en un momento en el que la plantilla se encuentra cansada tras mucho tiempo sometida a una elevada carga de trabajo. Por ese motivo, desde diferentes sindicatos denuncian la carencia de efectivos del SEPE desde hace muchos años.

Más noticias de Economía