Público
Público

Empleo La siniestralidad laboral mortal crece un 29,3% en el primer trimestre de 2020

Por otra parte, los accidentes con baja han sufrido una caída ligada al aumento del teletrabajo.

Tanto el número de accidentes laborales como su gravedad llevan un lustro aumentando en España. / EFE
Imagen de archivo de un accidente laboral./ EFE

servimedia

La siniestralidad laboral mortal aumentó un 29,3% en el primer trimestre de 2020 con 181 muertes en el trabajo, 41 más que en el mismo periodo de 2019, según indicó este miércoles CCOO en base al avance de estadísticas de accidentes de trabajo publicado este miércoles por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El sindicato destacó que este aumento de la siniestralidad mortal se da a pesar del estado de alarma y el confinamiento que han afectado a gran parte de la economía española desde mediados de marzo, aunque sí se registra una reducción del conjunto de accidentes laborales con baja.

En este sentido, en febrero ya se había apreciado un descenso del -3,7% del conjunto de accidentes con baja, mientras que en marzo la reducción llegó hasta el -12,8%. En concreto, hasta el 13 de marzo el descenso era del -7,7%, pero a partir de la entrada en vigor del estado de alarma la disminución fue del -73,2%.

El grueso de la contracción de la siniestralidad se produjo en los trabajadores asalariados, con un 13,5% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que en autónomos se registró un ligero repunte del 0,7%.

Asimismo, el descenso se produjo tanto en accidentes en jornada (-12,7%) debido a la paralización de la actividad económica, como en los que se producen en los desplazamientos al centro de trabajo (-13,7%), al haber desaparecido un gran número de desplazamientos a los centros de trabajo.

"Fuerte incremento" de las muertes en el trabajo

Sin embargo, los datos reflejan "un fuerte incremento" de los accidentes mortales, con un aumento del 29% de las muertes en el trabajo en los dos primeros meses del año y que en marzo repuntó hasta el 29,3%.

El incremento se concentró exclusivamente en los trabajadores asalariados, ya que en autónomos se repitió la cifra de fallecimientos del año anterior. Por sectores, sólo descendieron en los servicios, siendo el incremento "especialmente intenso", según CCOO, en la industria y en el sector agrario.

Hasta el 13 de marzo el incremento de accidentes mortales alcanzaba el 43,8% en jornada de trabajo, mientras que en desplazamientos alcanzaba un aumento del 33,3%. Una vez decretado el estado de alarma, los siniestros mortales aumentaron un 23,1% en jornada de trabajo, a pesar del parón de la actividad económica, mientras que sí se frenó la siniestralidad mortal in itinere, con un descenso del -16,7%, respondiendo a la lógica de la reducción de desplazamientos por el teletrabajo y los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo.

Para el secretario de salud laboral de CCOO, Pedro J. Linares, "que aumente la tendencia de crecimiento de la siniestralidad mortal en un contexto de paralización de la actividad económica sin precedentes es una demostración más de la debilidad del sistema preventivo español".

Más noticias de Economía