Público
Público

Talgo reduce en dos horas el viaje
de Nueva Delhi a Bombay

La compañía española batió a mediados de julio el récord de velocidad en los ferrocarriles indios.

Varias personas observan el interior de uno de los vagones de un tren de la empresa española Talgo a su llegada a la estación central de Bombay. EFE/Divyakant Solanki

EFE

NUEVA DELHI.- La empresa ferroviaria española Talgo ha iniciado esta semana su última fase de pruebas con las que pretende demostrar al Gobierno indio, en vistas a posibles contratos, que sus trenes pueden circular a mayor velocidad sin necesidad de modificar las vías en el país asiático. 

Talgo ha logrado una reducción de dos horas del tiempo habitual del viaje pese a los retrasos que sufrió por la inundación de las vías debido a la lluvia, un resultado considerado exitoso por el Gobierno indio. "Si no llega a ser por la lluvia, hubiéramos reducido el tiempo de viaje en más de tres horas en todo el trayecto, como estaba previsto", aseguró el director de Talgo para Asia Pacífico, Subrat Kumar Nath.

El director añadió que "el tren estuvo parado mucho tiempo, pero lo importante es que llegamos antes que el Rajdhani Express", el tren de los ferrocarriles indios que hacía el mismo recorrido.

"El objetivo es hacer la misma ruta en unas trece horas", dijo el portavoz del Ministerio de Ferrocarriles de la India, Anil Kumar, en referencia a un trayecto que en la actualidad dura cerca de diecisiete horas. Las pruebas entre la capital administrativa, Nueva Delhi, y la financiera del país asiático, Bombay (oeste), se prolongarán "durante las próximas dos semanas", indicó el portavoz.

Kumar explicó que el tren cuenta con locomotora y nueve vagones, que realizarán una serie de viajes tras el primero, que partió esta noche desde la estación central de la capital india.

"No se ha tomado aún una decisión al respecto ni está en proceso. Cuando se completen las pruebas, ya se verá", apuntó sobre la posibilidad de que el Gobierno indio firme un contrato con Talgo.

La compañía española batió el pasado 13 de julio el récord de velocidad en los ferrocarriles indios durante la segunda fase de sus pruebas, cuando el convoy alcanzó los 180 kilómetros por hora, frente a los 170 de la marca anterior, en un tramo de 84 kilómetros en el norte del país asiático que cubrió en 38 minutos.

La firma comenzó en mayo pasado esta demostración, con la que pretende mostrar a las autoridades indias que este tren puede circular más rápido sin necesidad de cambiar las vías del país, tras haber desembarcado en abril en Bombay el convoy procedente del puerto español de Barcelona.

El consejero delegado de Talgo, José María Oriol, viajó el año pasado a la India y se reunió con el primer ministro indio, Narendra Modi, con vistas a posibles contratos.

Dos personas esperan en uno de los vagones de un tren de la empresa española Talgo a su llegada a la estación central de Bombay. EFE/Divyakant Solanki

El país asiático tiene la cuarta red ferroviaria más extensa del mundo, con unos 65.000 kilómetros, aunque un 80 % data de la época colonial británica, y sus cerca de 12.500 trenes transportan a diario a alrededor de 23 millones de pasajeros.

El Gobierno de Modi pretende invertir unos 137.000 millones de dólares en ferrocarriles en un lustro, un monto sin precedentes en una apuesta por la modernización para la que busca inversión nacional y extranjera. 

Más noticias de Economía