Público
Público

La tasa de morosidad de la banca española baja al 6,18% en septiembre

El saldo de los créditos morosos se redujo hasta los 74.928 millones, mientras que el total de préstamos sube hasta los 1,213 billones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sede del Banco de España en Sevilla.

La tasa de morosidad de los bancos españoles se ubicó en el mes de septiembre en el 6,18%, registrando un ligero descenso desde el 6,32% del mes anterior, lo que supone su menor nivel desde marzo de 2011 (entonces se situó en el 6,11%), según datos divulgados este jueves por el Banco de España.

El saldo de los créditos morosos bajó en septiembre en 1.725 millones de euros, a 74.928 millones, mientras que el total de préstamos subió en unos 4.400 millones de euros, a 1,213 billones. En términos interanuales, sin embargo, el volumen de créditos baja un 2,8%. 

Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 6,35%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,179 billones de euros en septiembre.

En cualquier caso, la tasa de morosidad se situó 7,43 puntos porcentuales por debajo del máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

En el mes de septiembre, las entidades financieras redujeron hasta 46.837 millones de euros las provisiones, lo que supone una rebaja de 680 millones respecto al mes anterior. Un año antes, este 'colchón' se situaba en 62.525 millones de euros.

El analista de XTB Javier Urones, que ha atribuido la baja de la mora a la mejora económica y de empleo que sigue registrando España, contribuye al aumento de la capacidad de pago. "Pese a esta tendencia a la baja consolidada desde hace varios trimestres, está comenzando a recibir sus primeros avisos", ha advertido el experto, añadiendo que el Banco de España, ya ha constatado un alza de la mora en la financiación de bienes duraderos, como electrodomésticos o automóviles.

En opinión de Urones, es importante remarcar que, a medida que el crédito para este tipo de compras se vuelve más accesible, es "lógico" que la morosidad aumente, al solicitar dicha financiación personas con una capacidad de pago menor y que en circunstancias más exigentes para la concesión del crédito, como las vividas en años anteriores, no hubiesen podido acceder a estos recursos.

El analista de XTB ha destacado que los cinco principales bancos españoles tienen a día de hoy una tasa de morosidad en sus créditos cercana al 5%, algo que, a su juicio, denota una "sensible recuperación" de las entidades frente a la situación de años anteriores.