Público
Público
precariedad laboral

Temporalidad, parcialidad y contratos irregulares, una rueda que dificulta la denuncia de abusos laborales

Las personas que tienen este tipo de empleos son las que menos suelen denunciar ya que se encuentran en una situación de precariedad constante que les impide pagar a un abogado.

Dos personas con mascarilla pasan por una oficina de empleo de Madrid. E.P./Marta Fernández
Dos personas con mascarilla pasan por una oficina de empleo de Madrid. E.P./Marta Fernández

ALEJANDRA DE LA FUENTE

Muchos organismos e instituciones llevan años alertando sobre los problemas que llevan aparejados la temporalidad y la parcialidad en el empleo. Concretamente, la Organización Internacional del Trabajo apuntó en el año 2019 que hay pruebas que muestran que cuanto más breve es la duración del contrato de trabajo, mayor es la tasa de pobreza. Algo a tener muy en cuenta ya que España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de temporalidad.

Tanto CC.OO. como UGT llevan años alertando sobre la calidad del empleo en España, incluso el secretario general de UGT, Pepe Álvarez,  aseguró que el trabajo decente es un tema que "está plenamente vigente" por la altísima fragilidad del mercado laboral en España, asegurando que "estamos más cerca de los países a los que antes mirábamos porque había que ayudarles".

Precisamente, las personas que tienen este tipo de empleos son las que menos suelen demandar ya que se encuentran en una situación de precariedad constante que les impide pagar a un abogado. Además, en estos casos las indemnizaciones suelen ser tan bajas que no les "compensa" denunciar porque, en algunos casos, lo que consigan ganar con la indemnización únicamente cubriría los gastos del procedimiento.

Trabajadores a los que no les compensa tomar acciones legales

Uno de los problemas del mercado laboral español es la alta tasa de temporalidad. Por ello, para evitar esta situación, la legislación en materia laboral exige unos requisitos concretos para realizar un contrato temporal. Y, supuestamente, no permite cubrir un puesto permanente con una contratación temporal, pero la realidad es muy distinta.

En España es bastante común que las empresas cubran necesidades indefinidas con contratos temporales. La penalización para las empresas es pequeña en estos casos por lo que les sale rentable, mientras los trabajadores tienen muy poco que ganar y muchos de ellos optan por no demandar.

"La temporalidad en España es un drama social. Cuando se despide a un trabajador indefinido se le pagan 33 días por año trabajado, mientras que si se despide a un temporal se le pagarán 12 días por año trabajado", explica a Público el experto laboralista Luis Pallarés.

"Estas personas viven con miedo a no ser renovadas y eso hace que tengan miedo a ponerse enfermas, miedo a sindicarse… muchos de ellos hacen horas extra sin remunerar y no dicen nada porque saben que no serán renovados si se quejan…. Abusan de ellos y de su posición de vulnerabilidad", cuenta.

"Normalmente, cuando se pone sobre la mesa que esos trabajadores temporales están en fraude de ley es cuando hay despidos. Cuando son despedidos muchos trabajadores miran abogados y se dan cuenta de que no les compensa demandar a su empresa. Por ejemplo, un trabajador que gana 1.500 euros al mes y que haya estado en una empresa seis meses podrá conseguir una indemnización de 500 euros. Muchas veces hacen cálculos y se dan cuenta de que no sale a cuenta", explica el abogado.

Pallarés destaca a Público que los trabajadores tienen derecho a una justicia gratuita y que es importante denunciar en caso de abuso o fraude laboral.

Ricardo es uno de esos trabajadores que decidieron no denunciar a su empresa. Trabajaba en una tienda con contrato temporal y tras quejarse a la dirección de que hacía horas extras sin remunerar le amonestaron con una sanción grave.

"La firmé como no conforme. Dos meses después me despidieron y, tras consultarlo con un abogado, me di cuenta de que no me compensaba denunciar. Iba a ganar unos 300 euros tras pagar la minuta al abogado y podría tardar hasta un año. No me compensaba y no hice nada", explica a Público.

Los sindicatos en lucha contra la temporalidad

Los sindicatos llevan años denunciando la alta temporalidad existente en España y solicitando planes de choque para conseguir un modelo de trabajo de calidad en el país.

"Este tipo de puestos de trabajo afectan sobre todo a las personas más vulnerables. Ya no sólo estamos diciendo que la problemática es una baja liquidación, también hablamos de que estas personas tienen mucha menos protección durante su desempleo", cuenta a Público Lola Santillana, secretaria de empleo de CC.OO.

"El volumen de personas que están en esta situación es tan grande que ya se ha interiorizado en la sociedad. Por ello hay que intensificar las actuaciones de la Inspección de Trabajo y elevar las sanciones porque hay empresas que prefieren pagar la multa a pasar a sus trabajadores a indefinidos", explica.

Desde UGT también cargan duramente contra el fraude de la temporalidad y la reforma laboral del año 2012.

"Es normal que muchos trabajadores piensen que no les compensa denunciar y crean que es una pérdida de tiempo. Si ya había mucha temporalidad en España, la reforma laboral de Mariano Rajoy ha hecho que esta problemática se incremente", cuenta a Público Maria del Carmen Barrera, secretaria de políticas sociales, empleo y seguridad social de UGT.

"Las empresas deberían justificar mucho más los motivos por los que quieren contratar a un temporal, así se evitaría mucho fraude. La realidad es que no se hace y, aunque los trabajadores ganasen la sentencia, la cuantía que perciben es muy pequeña", añade.

Inspección a la caza de los fraudes

La Inspección de Trabajo es la encargada de convertir los contratos temporales en fraude de ley a indefinidos y en el año 2018 el Ministerio de Trabajo puso en marcha el Plan Director por un Trabajo Digno. Con este programa, la Inspección convirtió más de 273.000 contratos temporales en indefinidos en menos de cinco meses.

"Este tipo de campañas da muy buenos resultados. Gracias a la actuación de la Inspección se consiguen transformar muchos contratos temporales a indefinidos", explica Ana Ercoreca, presidenta del sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social.

"Hacemos varias campañas, una por los propios contratos temporales para transformarlos y otra para revisar que tengan los mismos derechos que un trabajador que tenga contrato indefinido, pero sigue siendo necesario un refuerzo de la inspección de Trabajo", explica.

Más noticias de Economía