Público
Público

Víctimas de Ausbanc al juez: o colaborabas o asumías las extorsiones

Chantajes, difamaciones, montajes... El portavoz de Facua , el presidente de Credit Services y un exdirectivo de Caja Madrid relatan en la Audiencia Nacional las campañas sufridas por no plegarse a estructuras corruptas.

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda.- EFE

PÚBLICO / AGENCIAS

MADRID.— Tres víctimas de las supuestas extorsiones de Luis Pineda, presidente de Ausbanc, han comparecido este miércoles en la Audiencia Nacional como testigos para relatar las campañas de acoso sufridas por no plegarse a las estructuras corruptas.

El más gráfico ha sido el portavoz de la asociación de consumidores Facua, Rubén Sánchez, quien ha apuntado que la Comunidad de Madrid convirtió a Ausbanc en la asociación de consumidores "más subvencionada" del territorio sin que hubiera "ningún motivo para ello y siendo absolutamente claro que era un negocio oscuro".

Sánchez, citado este miércoles como testigo en la causa que investiga si la asociación de Luis Pineda desarrolló, junto a Manos Limpias, una trama de extorsión y amenazas contra la banca para percibir compensaciones económicas, ha precisado que comparecerá esta tarde ante la Asamblea de Madrid para detallar las ayudas concedidas por el gobierno madrileño.

"No hubo medidas en su contra desde las administraciones públicas, desde partidos políticos o desde empresas que, o bien asumían las extorsiones o bien colaboraban con Ausbanc para auparla a donde nunca debió estar", ha indicado Sánchez en declaraciones a los medios antes de presentarse ante el juez de la Audiencia Nacional que instruye la causa, Santiago Pedraz, titular del juzgado central de instrucción 1.

El portavoz de Facua ha destacado que su asociación fue, a lo largo de los últimos tres años, víctima de una campaña de extorsión y difamación por parte de Pineda y del negocio Ausbanc en coordinación con Manos Limpias.

Las amenazas comenzaron después de que Facua rechazara una petición de colaboración de Ausbanc. A partir de ese momento, sufrieron "todo tipo de acusaciones por parte de Pineda" que pretendió implicarles "en una larguísima lista de tramas de corrupción".

Fijación obsesiva

Sánchez ha asegurado que la campaña de desprestigio se convirtió "en una auténtica fijación obsesiva de Pineda" e incluía acusaciones personales contra él. "Me dedicó decenas de montajes periodísticos en sus publicaciones y en medios de comunicación en los que encontró colaboradores y, por supuesto, a través de Twitter donde, mañana, tarde, noche y madrugada, se dedicaba a escribir insultos y calumnias hacia Facua y hacia mi", ha indicado añadiendo que llegaron a contar más de 600 tuits difamatorios.

Por su parte el presidente de Credit Services Francisco Javier López Pérez ha indicado antes de comparecer ante el juez Pedraz que continúa sientiéndose extorsionado por Ausbanc y ha confiado en que la instrucción avance y se ponga coto a la trama.

López Pérez colabora con la UDEF porque sostiene que aún continúa siendo extorsionado por el entorno de Ausbanc y Manos Limpias. Los máximos dirigentes de estas organizaciones, Luis Pineda y Miguel Bernad, se encuentran en prisión acusados de extorsionar a diferentes entidades a cambio de no interponer acciones judiciales o no difundir noticias negativas sobre ellos.

"Maltrato" y "ataques"

El exdirector de Comunicación de Caja Madrid Juan Astorqui ha explicado al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz el "maltrato" sufrido por parte de Ausbanc y su presidente, Luis Pineda, después de que esta entidad financiera se negara desde 1997 a marzo de 2010 a "pagar ni un duro" a la asociación de consumidores investigada por extorsión.

"Por respeto al sumario, lo mejor que podemos hacer es respetar que el juez diga lo que tenga que decir", ha comentado a la prensa al término de su declaración.

Astorqui ha insistido en que la relación con "don Luis Pineda" fue "dura y desagradable", aunque no ha querido hablar de extorsión. "Me niego a calificar los hechos, le toca al juez calificarlo", ha comentado.

El exdirectivo ha añadido que no hubo represalias aunque sí ataques, sobre todo al entonces presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa.

Esos ataques lo ha situado en el tiempo en la negativa, desde 1997, a atender a las peticiones de Ausbanc. "Nosotros no pagamos nunca, jamás. Desde 1997 hasta marzo de 2017, jamás, ni un duro", ha enfatizado Astorqui.

Aunque también fue citado como testigo este miércoles, el juez Pedraz ha aplazado al próximo viernes la declaración del expresidente de Novagalicia José María Castellano.