Público
Público

Pineda, al presidente de un banco: "Voy a por ti, tienes los días contados"

Los testigos relatan las supuestas coacciones del presidente de Ausbanc. Exigía 300.000 euros a entidades financieras para no denunciarlas ante los juzgados.  El sumario revela que algunos bancos aceptaron facturas falsas para pagar a la trama. 

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, a su salida de la sede de Ausbanc en la calle Marqués Urquijo de Madrid, donde se practicó un registro por los agentes de la Policía Nacional. EFE/Ballesteros

MADRID.- Luis Pineda ponía toda la carne en el asador a la hora de presionar a directivos de entidades bancarias para que pagaran a Ausbanc, entidad que preside. "Voy a por ti, tienes los días contados", amenaza Pineda en un correo electrónico al presidente de Credit Services, Francisco Javier López Pérez, tal y como López ha declarado ante el juez.

Numerosos testigos han relatado en la Audiencia Nacional las amenazas que Pineda vertió contra los distintos directivos de entidades financieras y empresas del Ibex35 a los que intentaba forzar a que le financiasen.  Sus presiones y campañas de desprestigio le llevaron también a personarse en Juntas Generales de Accionistas, como las del BBVA, "con la clara intención de reventar las mismas", como recoge la investigación policial.

"Se trata de ser amigos o no amigos", "las decisiones tienen consecuencias", llegó a decir Luis Pineda

Javier Ayuso, exdirectivo de este banco, reconoce que en una ocasión renovó el "convenio" con la entidad de Pineda porque "tenía conocimiento de que las entidades que no se publicitaban en sus medios eran objeto de una campaña de desprestigio y denuncias por parte de la asociación Ausbanc".

Por otro lado, esta financiación de Ausbanc estaba "encubierta como convenios publicitarios" con estas compañías, conscientes de que de no pagar sufrirían campañas de acoso por parte de Ausbanc y todos sus medios satélites, además de exponerse a las posibles querellas.

A los directores comerciales -encargados de la contratación publicitaria- les decía "de forma velada" que podría "hablar mal de ellos". La Policía detecta que Pineda empleaba frases "cuanto menos intimidatorias", como "o se está a favor o en contra de los consumidores"; "se trata de ser amigos o no amigos" y "las decisiones tienen consecuencias".

En al menos dos ocasiones el presidente de Ausbanc exigió el pago de 300.000 euros anuales a cambio de sus servicios. Quería firmar "convenios institucionales" y cobrar por adelantado

Estas son algunas de las conclusiones de los informes policiales a los que ha tenido acceso Público, aportados a la Audiencia Nacional por la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) en relación a la causa abierta en el juzgado central de instrucción 1, que dirige Santiago Pedraz.

En al menos dos ocasiones -Credit Services y Novagalicia Banco-, el presidente de Ausbanc exigió el pago de 300.000 euros anuales a cambio de sus servicios, y su intención era firmar "convenios institucionales" y cobrar por adelantado.

La Policía considera que el importe exigido por Ausbanc "no se adaptaba a los precios de mercado de otros medios de comunicación" similares a los de la entidad, ya que la "escasa presencia y relevancia" de estos medios satélite "no justificaba los precios exigidos por anunciarse en los mismos".

Además de la mala publicidad y las campañas de acoso, Ausbanc recurría "de forma sistemática" a presentar querellas "contra dichas entidades a la menor oportunidad, dando igual el resultado final de las mismas".

Controlador y obsesivo

La UDEF describe a Pineda como una persona que dirige Ausbanc a su antojo, de carácter controlador. Está obsesionado por aparecer (bien él o su entidad) en los medios de comunicación, si bien el principal motivo de dicha”obsesión” es poder usar a los medios como instrumentos de presión contras las entidades que rechazan pagar campañas a Ausbanc.

La investigación recoge también llamadas importantes que revelan el modo de financiación de dicha asociación de consumidores. Así, Pineda le dice al director de Publicaciones de Ausbanc que “como sea” hay que sacar mala publicidad relativa al BBVA porque han perdido una querella contra ellos y tienen que pagar las costas.

La Policía apunta también a que las entidades que tienen establecidos convenios publicitarios con Ausbanc “tienen la certeza que dichos convenios llevan aparejado el no hacer mala publicidad de dichas entidades”.

Así, se investigan pagos de una entidad financiera por importe de 1.200 euros por cada consumidor que no los denunciara en el juzgado.

En una conversación telefónica el 19 de enero de 2016 entre Ángel Garay, coordinador territorial de Ausbanc, y Pepe Marín, delegado en Sevilla, este último explica que Caja Rural del Sur le ha trasladado una queja por la publicación de una noticia negativa de su entidad. La queja proviene de José María Vera, director en Sevilla de Caja Rural del Sur, que no comprendía estas críticas, porque su entidad tiene "convenio" con Ausbanc.

Más noticias en Política y Sociedad