Público
Público

Bildu se defiende reafirmando ante el Supremo su rechazo a ETA

El tribunal le da un nuevo plazo de 24 horas para completar sus argumentos y seguirá deliberando mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Sala del 61 del Tribunal Supremo concedió anoche un nuevo plazo a Bildu y a tres agrupaciones de electores también impugnadas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado para completar sus alegaciones. Dispondrán hasta las 24 horas de hoy y la Sala Especial no seguirá deliberando hasta mañana a las 10.00 horas.

Bildu presentó ayer al mediodía sus alegaciones ante el Supremo contra la impugnación de sus candidaturas haciendo constar el escaso tiempo que había tenido para prepararlas. Tras una reunión de más de tres horas, la Sala decidió conceder a la coalición un nuevo plazo para garantizar el derecho de defensa.

El principal argumento utilizado por Bildu es su rechazo reiterado a la violencia de ETA, lo que considera un 'sólido contraindicio' para la desestimación de los recursos presentados.

'[El rechazo de Bildu de la violencia de ETA] es un sólido contraindicio contra cualquier elemento que puede arrojar sospecha de intento defraudatorio de las consecuencias de la ilegalización de Batasuna sobre la coalición Bildu y ha de bastar y ser suficiente para enervarlo', arguyó.

El representante legal de la coalición, integrada por Eusko Alkartasuna, Alternatiba e independientes abertzales y de izquierdas, presentó ante el Alto Tribunal 123 páginas con las alegaciones contra los recursos de la Abogacía del Estado y del Ministerio Fiscal. Según las tesis de ambos estamentos, Bildu sería un vehículo instrumentalizado por la antigua Batasuna para volver a las instituciones después de que el 24 de marzo el propio Supremo prohibiera la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos Políticos.

En su primera deliberación, los ponentes de las dos resoluciones que dictará la Sala del 61, los magistrados Rafael Gimeno-Bayón ( Bildu) y Manuel Alarcón (agrupaciones), presentaron sus propuestas de resolución a sus 14 compañeros.

Fuentes jurídicas señalaron que, debido a los breves plazos previstos para los recursos contencioso-electorales, las ponencias estaban en una fase muy embrionaria. El nuevo plazo concedido a Bildu retrasará un día la decisión.

En su documento de alegaciones, Bildu trata de dejar clara su posición 'inequívoca' contra la violencia de ETA para eliminar la sospecha de que represente una sucesión de Batasuna. En ese sentido, recuerda que todos sus candidatos han tenido que firmar un 'código de actuación' en el que rechazan 'el uso de la violencia para lograr objetivos políticos'. También alude a que el 17 de abril reconoció que no había sido apropiado denominar 'incidente' al tiroteo registrado entre miembros de ETA y la policía gala. Y recuerda que dos días antes 'se felicitó' por la operación policial que se incautó de dos toneladas de explosivos del comando Erreka.

Bildu apunta todos estos hechos como parte de la trayectoria política de los dos partidos que la integran, EA y Alternatiba, 'que se han pronunciado reiterada y contundentemente, en contra de la violencia de ETA, abogando por su desaparición'.

Bildu también alega que el hecho de que ETA en sus documentos internos conceda 'cierta relevancia' a las elecciones no prueba por sí mismo la 'instrumentalización' de la coalición. Según esgrime, además, en los citados documentos, no hay referencias concretas a estos próximos comicios, ni a Bildu, ni Alternatiba. 'En definitiva, los elementos objetivos no acreditan que Bildu (...) haya nacido para dar continuidad a las conductas y actividades que dieron lugar a la ilegalización de Batasuna y, en consecuencia, pretenda convertirse en apoyo político a la acción violenta de ETA'.

Sobre el rechazo a la violencia de ETA, Bildu alega que el propio Ministerio Fiscal reconoce en su recurso, con estas palabras, que existen 'dificultades de índole probatoria y también jurídica' para sostener su pretensión. Según la coalición, esto es una evidencia de la 'débil prueba que se ha podido articular por los recurrentes para poder interesar tan grave lesión de derechos básicos en un Estado democrático', es decir, la anulación de sus candidaturas.

Respecto a los indicios de carácter subjetivo planteados por la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal, Bildu alega que ninguno de sus promotores ha sido dirigente de Batasuna y que este partido ilegalizado no ha señalado a la nueva coalición como 'el nuevo referente político institucional'. En este sentido, Bildu replica que la identificación de los independientes que integran sus listas con Batasuna 'no se sustenta en datos', sino en 'opiniones' de las Fuerzas de Seguridad.

La coalición alude, en ese sentido, a una de las conclusiones del recurso del Ministerio Fiscal, según el cual, 'los candidatos que figuran como independientes, en su gran mayoría, carecen de toda clase de vínculos ‘contaminantes' subjetivos con las formaciones políticas ilegalizadas'.

Bildu dedica 37 de las 123 páginas del documento a rechazar, caso por caso, la vinculación que se hace en los informes policiales entre los candidatos y Batasuna. Muchos de ellos sólo avalaron con su firma alguna agrupación electoral ilegalizada. En sus alegaciones, Bildu también incide en que ninguna de las personas que integran las listas 'se halla incursa en causa alguna de inelegibilidad'.

El secretario general de EA, Pello Urizar, planteó ayer la posibilidad de solicitar 'la anulación de las elecciones' municipales y forales si las listas de Bildu son ilegalizadas por el Tribunal Supremo. Urizar ofreció una rueda de prensa en San Sebastián acompañado por decenas de militantes y tres de sus cuatro antecesores en el cargo, entre ellos el que fuera lehendakari, Carlos Garaikoetxea. Durante la misma, denunció el 'impulso político' que, a su entender, tiene el proceso judicial sobre la formación. Urizar explicó que si se anulan las listas el siguiente paso será presentar un recurso de amparo ante el Constitucional y, si este avala la decisión del Supremo, acudirán al Tribunal de Estrasburgo.

'Estaremos legitimados para solicitar que las elecciones, si hace falta, se consideren nulas', dijo. La propia coalición, en un comunicado, denunció sufrir 'indefensión' ante el escaso plazo para presentar las alegaciones a la impugnación de sus listas. Dicho proceso de alegaciones se ha guiado, añadía la nota, 'por el mismo sinsentido que las acusaciones'.

 

Más noticias en Política y Sociedad