Público
Público

Catalunya Catalunya se despide del artículo 155 con la toma posesión del Govern, que homenajea a los políticos presos y en el extranjero

A partir de este momento, el artículo 155 de la Constitución —que se aplica desde el 27 de octubre de 2017— deja de tener efectos en Catalunya automáticamente. Tras la toma de posesión se reunirá el Ejecutivo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torren, reciben aplausos. EFE.

La toma de posesión de los 13 nuevos consejeros del Gobierno de Quim Torra tiene lugar desde las 11.30 horas en el Salón San Jordi de la Generalitat, con los nuevos titulares de las Consejerías y familiares, y presidido por Quim Torra, entre  gritos de libertad y tras un largo aplauso a los familiares de los políticos presos y en el extranjero a raíz de las causas judiciales abiertas tras el procés del 1-O.

En el acto también se ha colocado un gran lazo amarillo en una de las sillas reservadas a los miembros del Govern, y dos de las nuevas conselleras, Alba Vergès y Laura Borràs, se han vestido de amarillo. Además, las primeras palabras del acto se han reservado para los soberanistas presos y en el extranjero: el primero en hablar ha sido el exconseller Lluís Puig a través de su hija.

Los consellers respondieron con un "sí, lo prometo" a la pregunta de Torra: "¿Promete cumplir fielmente de acuerdo con la ley las obligaciones del cargo que asumís al servicio de Cataluña y con lealtad al presidente de la Generalitat de Cataluña?". Torra ha formulado la misma pregunta a sus consellers que la de sus antecesores Carles Puigdemont y Artur Mas, sin alusiones al Estatut, la Constitución ni el Rey.

La toma de posesión se produce un día después de que el Diario Oficial de la Generalitat (Dogc) haya publicado este viernes el Decreto 3/2018 firmado por Torra el pasado 29 de mayo, por el que se nombra a los miembros del Ejecutivo catalán.

Tras la toma de posesión se reunirá el Govern, el primer encuentro oficial del Ejecutivo tras la aplicación el 27 de octubre de 2017 del artículo 155 de la Constitución. La última reunión formal del Consejo Ejecutivo fue el 24 de octubre de 2017, tres días antes de que el Parlamento de Cataluña declarara la república y luego el Gobierno central suspendiera la autonomía.

El acto ha supuesto el levantamiento automático del artículo 155 de la Constitución y la recuperación del autogobierno por parte de la Generalitat tras 218 días de intervención.

Los expresidentes de la Generalitat Artur Mas (d), José Montilla (c) y Pascual Maragall (i), durante el acto de toma de posesion del nuevo Govern que se celebra hoy en el Palau de la Generalitat. EFE/Quique García

El acto de toma de posesión ha empezado con la lectura del decreto de nombramiento de los nuevos consejeros. Al finalizar y antes de celebrar la primera reunión del Govern, los consejeros se ha hecho la tradicional foto oficial en la Galería Gótica de la Generalitat.

Los nuevos consellers son Pere Aragonès (Vicepresidencia y Economía); Elsa Artadi (Presidencia y portavoz); Àngels Chacón (Empresa y Conocimiento); Ernest Maragall (Acción Exterior); Miquel Buch (Interior); Josep Bargalló (Enseñanza) y Alba Vergés (Salud).

También están Damià Calvet (Territorio y Sostenibilidad); Laura Borràs (Cultura; Ester Capella (Justicia); Chakir El Homrani (Trabajo, Asuntos Sociales y Familias); Jordi Puigneró (Políticas Digitales y Administración Pública) y Teresa Jordà (Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación).

Maragall, Vergès, Buch, Calvet, Chacón, Borràs, Artadi y El Homrani han asumido el cargo e inmediatamente después han abrazado a los familiares de los exconsellers presos o en el extranjero que les han antecedido en el cargo. Capella también ha abrazado a su antecesor, Carles Mundó, presente en el acto junto a la también exconsellera Meritxell Borràs, a quien ha ido a abrazar Puigneró.

Un lazo amarillo sobre una silla vacía durante el acto de toma de posesión del nuevo Govern. EFE/Quique Garcia

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha celebrado el inicio de una "nueva etapa", con un Govern ya en funcionamiento y con un PSOE fuera del "bloque del 155". Antes de asistir al acto de toma de posesión de los nuevos consellers, Colau ha destacado que los últimos tiempos han sido "excepcionales" y "difíciles", pero ahora "comienza una nueva etapa", después de que ayer una mayoría de diputados del Congreso consiguiese "echar al PP" del poder.

Por su parte, la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, se ha ausentado del acto porque Torra había anunciado que el lazo amarillo representa el Govern de la Generalitat. "No lo podemos aceptar, porque el Govern debe ser para todos los catalanes, no sólo para los que legítimamente llevan el lazo amarillo", dijo la líder del partido naranja en Catalunya.

Adiós al 155... pero no del todo

El Gobierno activó el 155 el 27 de octubre tras la proclamación de independencia en el Parlament, especificando en su acuerdo que la intervención estaría vigente "hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat".

La aplicación del 155 supuso el cese inmediato de Puigdemont, todo su Govern y varios altos cargos el mismo 27 de octubre, pero desde entonces ha habido más destituciones.

La entidad de funcionarios públicos Servidors.cat ha cifrado en un mínimo de 259 los ceses realizados por el Gobierno central —principalmente en la conselleria de Economía— y en 24 los organismos eliminados —entre ellos las delegaciones en el extranjero—.

A través del hasta ahora delegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo, el Gobierno central ha reivindicado en numerosas ocasiones los efectos beneficiosos que el 155 ha tenido para Cataluña y ha avisado de que se vigilará muy de cerca a la Generalitat aunque se levante la intervención de la autonomía.

Se prevé que sigan intervenidas las finanzas de la Generalitat, una medida que a Cs le parece insuficiente: la formación naranja exige que el 155 no se levante y que haya una especial intervención sobre los medios públicos y los Mossos.

Más noticias en Política y Sociedad