Público
Público

Cerrados 70 tramos de carreteras y 24 puertos por la nieve y el hielo

Las carreteras aragonesas siguen siendo las más afectadas. En 38 puertos se necesitan cadenas

EUROPA PRESS

La nieve y el hielo que cubría a primeras horas de la tarde buena parte de España obligó a cerrar 70 tramos de carretera, 18 de la red principal, y 24 puertos de montaña, todos de la red secundaria excepto el alto de Monachil (Granada), según informó la Dirección General de Tráfico.

Así, alrededor de las 14.30 horas, en la provincia de Teruel, especialmente afectada por el temporal de frío que azota la Península, permanecían cerradas la A-1416 en Gargallo, la A-1402, la A-1415, A-1402 y la A-1407 en Andorra, la A-2709 en Bronchales, la A-1409 en Alcañiz, la A-225 en Alcorisa, la A-2406 en Calanda, la A-1413 en Cretas, la A-2403 en Ejulve, la A-2409 en Torrevelilla y la A-1512 en Tramacastilla.

En el resto de la red principal, el mal tiempo obligó a cerrar tramos de la A-4025 en Monachil (Granada), la A-211 en Daroca (Zaragoza), A-1306 en Mainar (Zaragoza), la A-1504 en Mara (Zaragoza) y la A-2306 en Moyuela (Zaragoza).

Asimismo, la nieve y las placas de hielo presentes en la calzada complicaban la circulación en otros 300 tramos de carreteras, la mayoría de la red secundaria, aunque también había algunas complicaciones en carreteras de la red principal en Zaragoza, Almería, Granada, Tarragona, y, especialmente, en Teruel.

En esa provincia, la circulación era difícil en la A-223 en Albalate del Arzobispo, la A-228 en Alcala de la Selva, la A-1401 en Ariño, la A-2511 en Burbaguena, A-2401 en Vivel del Rio Martín, la N-234 en Santa Eulalia, la A-2401 en Segura de los Baños, N-234 en Teruel, la A-2402 en Palomar de Arroyos, la N-420 en Perales del Alfambra, la A-1511 en Pozodón, la A-1510 en Rillo, la A-1701 en Rubielos de Mora, la A-1513 en San Blas, la A-1403 en Jarque de la Val, la A-2514 en Fonfría, la A-1702 en Gargallo, la A-226 en Cedrillas, la A-1401 en Ariño, la A-2511 en Burbaguena y la A-2306 en Blesa.

Mientras, en el resto de provincias, las principales complicaciones se localizaban en la A-202 en Nuevalos (Zaragoza), la A-2507 en Morata de Jiloca (Zaragoza), la A-2506 en Monterde (Zaragoza), la A-2302 en Calcena (Zaragoza), la A-2501 en Campillo de Aragón (Zaragoza), la A-1506 en Daroca (Zaragoza), la A-1502 en Ateca (Zaragoza), la A-349 en Tahal (Almería), la A-4301 en Huescar (Granada), la A-395 en Monachil (Granada) y la N-420 en Gandesa (Tarragona).

En cuanto a los puertos de montaña, a primeras horas de la tarde eran obligatorias las cadenas en 38 altos, la mayoría de la red secundaria, aunque en la red principal también estaba restrigida la circulación a camiones o coches sin cadenas en el de San Glorio (Cantabria), La Ragua (Granada), La Losa (Granada), Hornos (Jaén) y el alto atravesado por la N-420 en las proximidades de Teruel.

Por otro lado, los lluvias caídas en el sur de la Península obligaron a cerrar otros once tramos de carretera en Almería, Cádiz y Ciudad Real.

Ante la ola de frío, si es imprescindible viajar por carretera, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior recomienda ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar cadenas, es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

Asimismo, es recomendable mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente, y, en caso de hielo o nieve en la calzada, no adelantar, salvo que se trate de vehículos extremadamente lentos y que se disponga de amplio espacio libre al frente, hacerse ver mediante la utilización correcta del alumbrado y circular por el carril derecho.

En caso de quedar atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo. Salvo que la situación sea insostenible, lo mejor es pedir ayuda y esperar a que llegue.

Más noticias de Política y Sociedad