Público
Público

Un congreso contra la represión para "tender puentes" entre colectivos

Igualdad Animal organiza un encuentro entre activistas para defender la desobediencia civil y la libertad de prensa ante la criminalización creciente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cargas policiales desmedidas, criminalización de la desobediencia civil y las protestas, detenciones arbitrarias, recortes sociales que llevan a la ciudadanía a la pobreza, coacción a fotógrafos y trabajadores de prensa en manifestaciones. Éste es el escenario al que el colectivo Igualdad Animal ha decidido plantar cara con la organización de un Congreso Internacional contra la Represión.

El encuentro, que tendrá lugar en el Ateneo de Madrid los días 6 y 7 de diciembre, pretende servir para 'tender puentes' entre colectivos que se enfrentan, de manera creciente, a la 'represión'. 'En los tiempos actuales vemos urgente y necesario celebrar este congreso debido a la criminalización que estamos viviendo tanto movimientos sociales como periodistas', explica Javier Moreno, portavoz de Igualdad Animal.

La cita contará con las intervenciones, entre otros, del diputado Alberto Garzón, el portavoz de Equo Juan López de Uralde, del director de Berria, Martxelo Otamendi, o del profesor de ciencias políticas y colaborador habitual de Público Pablo Iglesias. También habrá activistas internacionales, como Andy Stepanian, ex preso político del caso SHAC7 en EEUU, o Pattrice Jones, activista LGTB o ecofeminista, también estadounidense.

Para visibilizar el encuentro, más de una veintena de activistas de Igualdad Animal han realizado este sábado una performance en la Puerta del Sol, en la que han permanecido de rodillas, maniatados y con la boca tapada, para simbolizar la situación en la que se encuentran los movimientos sociales. 

Igualdad Animal está enfrentando su propia cuota de represión, ya que 12 de ellos están a la espera de juicio tras ser detenidos en junio de 2011, involucrados en la lucha contra la industria peletera y la suelta de visones. Tras el registro de sus domicilios, pasaron tres días en régimen de incomunicación.

'Ahora, con la reforma del código penal, ejercer la desobediencia civil puede significar penas de prisión'

'En general, todo colectivo que está intentando protestar o ejercer el derecho a la información se enfrenta a una represión creciente, por lo que nos parece muy necesario crear puentes entre todos los que estamos intentando transformar la sociedad y un mundo más justo', asegura Moreno. 'Y ahora con la reforma del código penal, simplemente con ejercer la desobediencia civil se pueden enfrentar a penas de prisión'.

En cuanto a los elementos que entran en juego dentro de este juego represivo, Moreno cita la crisis como uno de los más importantes, ya que los gobernantes usan 'la terapia del shock', es decir, 'utilizan diferentes contextos traumáticos para recortar libertades y derechos económicos'. 'Sin embargo, de la crisis también se puede sacar algo positivo, ya que provoca una reacción de los movimientos sociales, que, unidos, pueden acabar con las injusticias y hacer frente a esta represión'.

Más noticias en Política y Sociedad