Público
Público

Crítica unánime a Cayetano de Alba por atacar a los andaluces

Tras una entrevista en el programa Salvados, el hijo de la duquesa de Alba es un “vago”, “un señoritingo que no ha dado palo al agua en su vida” , según algunos de los calificativos usados por políticos, ciud

O. CARBALLAR / R. BOCANEGRA

Dice un artículo de Wikipedia que Cayetano Luis Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart (Madrid, 4 de abril de 1963), conde de Salvatierra, hijo de la duquesa de Alba, es un jinete español de equitación, en la especialidad de saltos. Desde el pasado domingo, tras una entrevista en el programa Salvados, de La Sexta, Cayetano de Alba es, además, un “vago”, “un señoritingo que no ha dado palo al agua en su vida” y “un pobre hombre” que “mira desde lo alto de un caballo”, según sólo algunos de los calificativos usados por políticos –esta última expresión fue pronunciada por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, sin citarlo expresamente– ciudadanos y sindicalistas.

Sus declaraciones despectivas sobre los jornaleros, sus críticas al subsidio agrario, su indignación por las pocas ganas de trabajar que, según el conde de Salvatierra, hay en Andalucía, y los deseos que manifestó, a modo de traca, por querer volver al medievo para solucionar los problemas a espadazos, incendiaron esa misma noche las redes sociales y generaron, ayer, el rechazo de todos los partidos. “No tiene más mérito en la vida que el de ‘ser hijo de’ porque no se ha esforzado nunca”, dijo desde el PSOE Mario Jiménez. “Éste no sabe doblar el espinazo”, aseguró el líder de IU en Andalucía, Diego Valderas.  

Antonio Sanz, secretario general del PP andaluz, que no había visto la entrevista, también fue rotundo en su defensa de los jornaleros: “Han hecho grande a Andalucía. Damos ejemplo a diario de trabajo, lucha y entrega. Cualquier declaración ajena a eso está fuera de la realidad”. La secretaria general del Partido Andalucista, Pilar González, no daba crédito: “Alguien que sólo sabe montar a caballo no puede venir a darnos lecciones de nada”, manifestó con indignación.

En la entrevista, tras serle mostrada la imagen de un chico jornalero de 18 años sin estudios, Cayetano de Alba, casi con la misma autoridad que un catedrático de Harvard, también criticó la falta de iniciativa de los jóvenes andaluces y la negativa a querer progresar. “Esto sólo pasa en Andalucía”, dijo quien sólo cursó estudios de Bachillerato, según su biografía recogida en la web www.cayetanomartinezdeirujo.com.

Aparte de los insultos a los jornaleros andaluces y su aval a las palabras del dirigente de CiU Josep Antoni Duran i Lleida –que aseguró que estos se gastan el dinero del PER en el bar–, Cayetano de Alba, que sí defendió con uñas y dientes las ayudas millonarias que su familia recibe de la Unión Europea, lanzó una sarta de frases inauditas como: “No nos hemos arruinado nunca porque nunca hemos sido ricos”. Según el reparto de la herencia de su madre, sólo él recibirá el palacio de Arbaizenea, en San Sebastián, la finca de 20.000 metros cuadrados que pertenecía a la familia de su padre y el cortijo Las Arroyuelas, en Sevilla.

“A este lo ponía yo a coger aceitunas en enero”, se podía leer en Twitter. “La entrevista ha hablado por sí sola”, resumió el secretario general de la organización agraria UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, que lleva peleando desde hace años para que las ayudas de la UE lleguen a los agricultores que producen y generan empleo frente a las subvenciones “astronómicas” que reciben los grandes terratenientes como la duquesa de Alba.

La polvareda levantada por su hijo revolvió aún más el vendaval de críticas encabezadas por el Sindicato de Obreros del Campo (ahora SAT) por las distinciones, halagos y monumentos en honor de la duquesa. El Partido Andalucista fue el único que pidió ayer a la Junta la retirada del título de Hija Predilecta, concedido en 2006 por el Gobierno de Manuel Chaves. “Ni esta señora ni su institución y modos de pensar feudales nos representan y producen una imagen negativa y llena de tópicos de la realidad de Andalucía”, afirmó Pilar González.

En su cuenta de Twitter, el diputado socialista por Sevilla Fernando Martínez consideró que debería renunciar a la distinción si no desautoriza a su hijo. El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, por el contrario, dijo: “La duquesa siempre que habla de Andalucía, habla bien”. Según Valderas, la “única reprobación que entiende esta gente es que le quiten las ayudas de la UE”.

Izquierda Unida siempre se ha mostrado en contra de que se le concediera el título de 'hija predilecta'. Ayer Diego Valederas dijo: 'Si la duquesa sigue haciendo méritos acabará perdiendo el título'.

Más noticias