Público
Público

Dimite el presidente de los periodistas que intentó agredir con la correa a una activista

El dirigente de la Asociación de la Prensa Granadina uso su cinturón para intentar silenciar a una manifestante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fue el martes por la tarde. La Asociación de la Prensa de Granada inauguraba la exposición gráfica ‘25 años de relaciones diplomáticas España-Israel'. Dos jóvenes, integrantes de la Plataforma en Defensa de los Derechos del Pueblo Palestino que se manifestaban junto a la sede de la organización, irrumpieron en la sala. Pedían libertad para el pueblo palestino. El presidente de la Asociación, Antonio Mora, trataba de iniciar el acto. Los gritos de las jóvenes se lo complicaban. De repente se levantó de su silla y, mientras caminaba hacia una de las muchachas, se quitaba la correa de los pantalones, la dobló y se dirigió hacia la activista con intención de agredirla. Cuando estaba en plena faena, se percató de que su compañera y un cámara de Canal Sur estaban grabando el incidente. Así que se detuvo y se dirigió hacia la otra joven gritándole e intentando echarla de la sala a empujones. Canal Sur emitió las imágenes ante la incredulidad de quienes la veían.
Esta mañana, Antonio Mora se limitó a pedir perdón y a mostrar su arrepentimiento por su conducta. Horas después anunció, a través de una carta dirigida a los socios, que había presentado su dimisión ante la junta directiva. Mora, que también es vicepresidente segundo de la Federación Andaluza de Asociaciones de la Prensa y responsable de la Fundación Andaluza de la Prensa -un organismo que se financia con fondos públicos- admite en su escrito que su conducta fue 'reprobable, impropia e inadecuada, amén de violenta', lo que le ha sumido 'en una profunda tristeza y desconcierto'.

La dimisión se produjo tras las manifestaciones de condena realizadas por colectivos profesionales, organizaciones sindicales y políticas e instituciones granadinas, que a lo largo de la jornada de hoy habían exigido su renuncia al cargo.

El Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) reaccionó de inmediato y solicitó a la junta directiva de la Asociación de la Prensa de Granada que exigiera la dimisión del presidente por tratar de agredir con su correa a la joven activista pro-palestina. En un durísimo comunicado, el SPA tachó de 'inaceptable' la actitud del presidente de los periodistas granadinos por entender que 'es más propia de otros tiempos vividos en España durante la dictadura franquista en la que a mujeres, niños y animales se les pretendía ‘corregir' o castigar a golpes de correa'.

El intento de agresión, además, se produjo en vísperas del Día Internacional de la Mujer. Algunas de las organizaciones que condenaron los hechos, calificaron su actitud de 'machista', además de violenta. El SPA llegó a preguntarse si 'Antonio Mora hubiera tenido la misma actitud si, en vez de ser una joven la portadora de la bandera palestina, hubiera sido un hombre' y recordó que el fiscal coordinador del servicio de delitos de odio y discriminación de la Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias contra el imán de Tarrasa, acusado de incitar a la violencia contra las mujeres por indicar dónde hay que pegar para no dejar señales.

Más noticias en Política y Sociedad