Público
Público

ERC dice que asumirá el desgaste de apoyar medidas impopulares

Duran Lleida dice que el referéndum es muy importante, pero lo es más un  gobierno estable que pueda superar "el día a día"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha asegurado este jueves que su partido está dispuesto a asumir el coste y el desgaste que represente apoyar 'medidas impopulares' para garantizar la estabilidad en Catalunya, porque salir de la crisis, junto con el referéndum soberanista, es una de sus prioridades. 'Asumiremos todos los costes que sean necesarios y el desgaste que represente dar apoyo incluso a medidas impopulares', ha dicho Bosch en declaraciones a los medios, al ser preguntado por la reunión de ayer entre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el candidato de ERC, Oriol Junqueras. Junqueras expresó el rechazo de ERC a entrar en el nuevo Gobierno catalán, pero trasladó a Mas la disposición de su partido a facilitar su investidura e, incluso, a 'colaborar' y garantizar su 'estabilidad' parlamentaria.

Bosch ha ido un poco más allá y ha dejado claro que ERC afrontará la responsabilidad que signifique dar apoyo a las políticas del Gobierno catalán, si bien luego ha precisado que no se puede seguir recortando de capítulos como sanidad, educación, universidades o investigación, porque se está comprometiendo el futuro.

Con anterioridad, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha avisado a ERC o a cualquier otra fuerza política que esté dispuesta a colaborar en la estabilidad parlamentaria en Cataluña de que tendrá que apoyar las políticas de ajuste que aplica Mas porque hoy por hoy son una exigencia de la UE. Duran Lleida ha descartado la posibilidad de convocar nuevas elecciones y ha confiado en que CiU podrá seguir gobernando, ya sea con un pacto estable de legislatura o con acuerdos puntuales, mientras que Bosch ha coincidido en que Convergencia no está 'ni mucho menos' en una posición de debilidad pese a haber perdido doce escaños.

Ahora bien, Bosch ha recordado que CiU va a necesitar apoyos para la investidura de Mas y para sacar adelante los presupuestos, unos asuntos sobre los que ERC está dispuesta a dialogar, porque tiene 'ganas de que Catalunya sea estable'. Después de remachar que para ERC no es una prioridad hablar de reparto de cargos, consellerias o direcciones generales, su portavoz parlamentario ha apuntado que sus principales objetivos son el referéndum sobre la independencia de Catalunya y afrontar los problemas de la gente derivados de la crisis. 'Y eso creo que lo podemos hacer mejor desde la oposición', ha agregado.

En este sentido, ha explicado que ERC tiene sus propias propuestas para que la Generalitat aumente sus ingresos, por ejemplo reimplantando el impuesto de sucesiones y el de patrimonio, pero hablarán de otras medidas que plantee Mas y les parezcan razonables. Tampoco renunciarán a su capacidad de influir en el futuro para cumplir lo que, a su juicio, es el mandato 'alto y claro' de las urnas: que se convoque una consulta soberanista.

Mientras tanto, Duran Lleida ha hecho notar que el referéndum es muy importante, pero para llevarlo a cabo tiene que haber un gobierno estable que pueda superar 'el día a día'. 'Nosotros no tenemos en la cabeza otro planteamiento que no sea el de gobernar, asumir nuestra responsabilidad, y emplazamos a que la asuman los demás', ha enfatizado Duran Lleida, en cuya opinión 'el día a día es duro y hay que advertir de esa dureza'. Una dureza que implica -ha detallado- que hay que seguir practicando políticas de ajuste, aunque no les gusten, porque esa es la exigencia actual de Europa para seguir reduciendo el déficit.

Sobre las relaciones de CiU con el PP, Duran Lleida ha admitido que se han 'roto puentes' durante la campaña y que no es fácil volver a construirlos. Por eso, ha sido tajante al descartar al partido de Mariano Rajoy como posible aliado para la investidura de Mas: 'No está en nuestro punto de mira'. Otra cosa, ha diferenciado, es la relación institucional, de manera que la Generalitat y el Gobierno deben continuar dialogando y construyendo puentes, tarea en la que él también se involucrará como presidente de la comisión bilateral y portavoz parlamentario.

Más noticias en Política y Sociedad