Público
Público

Esquerra ofrece al BNG formar juntos un grupo en el Congreso

El PNV ya acepta que Bono presida la cámara pero los reparos siguen en CiU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

Esquerra no haría ascos a formar grupo con IU-ICV para evitar el mixto, pero preferiría al BNG como socio. Por eso su jefe de filas en Madrid, Joan Ridao, ha hecho una oferta a su homólogo gallego Francisco Jorquera. Los republicanos esperan respuesta.

Según fuentes de Esquerra, que perdió el 9-M el derecho a tener grupo propio, no hay inconveniente en quedarse en el mixto puesto que, al fin y al cabo, con tres escaños serán los primeros del poblado grupo. Por turno sus portavoces serían los quintos de la cámara (ahora eran los cuartos) y el problema de visibilidad 'está en parte amortiguado'.

La oferta al BNG para que sume sus dos escaños a los tres de ERC tiene una 'motivación política', ya que 'puestos a salir del mixto' los republicanos valoran 'hacerlo de la mano de un partido nacionalista y de izquierdas'. Pese a que el BNG es aliado de CiU y el PNV siempre ha tenido buena relación con ERC, traducida en colaboración política e invitaciones mutuas a actos electorales (Beiras apoyó a Carod en la última campaña catalana).

Reparto Ridao-Jorquera

Ridao planteó a Jorquera un reparto de papeles 'similar' al que la pasada legislatura tenían en IU-ICV Gaspar Llamazares y Joan Herrera, que se partían el tiempo en los debates. Para Esquerra sumar con IU-ICV tiene dos inconvenientes: que serían tres a repartir y que ICV es, pese a las afinidades, un rival en Catalunya.

Poseer grupo daría a Esquerra y al BNG más juego político, además de medios económicos y personales. Tendrían presencia en la junta de portavoces, la diputación permanente, en todas las comisiones y un cupo de iniciativas y preguntas orales alto. De lo contrario, deberán compartir con los otros partidos del mixto (CC, IU-ICV, NaBai y UPyD) las ventajas derivadas del grupo.

ERC y BNG tendrían los cinco escaños pero están lejos de los porcentajes necesarios para formar grupo. Necesitarían, por lo tanto, un acuerdo generoso de la mesa. El principal problema es que IU-ICV se quedaría tirada. CC también busca las alianzas para evitar el mixto. ERC, que como el BNG gobierna con los socialistas, no quiere pagar un precio político 'alto' al PSOE por el grupo.

Por otra parte, ayer el portavoz del PNV Josu Erkoreka admitió apoyar a José Bono, del PSOE, para presidir el Congreso ('mejor eso que ministro', declaró) siempre y cuando les beneficie la composición de las mesas. En CiU, Felip Puig, segundo de CDC, afirmó que ellos no deberían 'darle apoyo por cuatro compensaciones en las mesas'.

- El portavoz de Esquerra en el Congreso, Joan Ridao, escenificó ayer su apoyo a Puigcercós, que pretende suceder a Carod como primer espada del partido. Ridao no se traicionó a si mismo y fue discreto. Aprovechó el último acto como portavoz del grupo en el Parlament, que con la reestructuración por su marcha y la salida de Puigcercós del gobierno presidirá el exconseller para mostrar preferencias. Ridao afirmó que el grupo queda 'en las mejores manos posibles'. El cargo de presidente del grupo estaba vacante desde que Puigcercós y Carod entraron en el Gobierno.

- En la reunión para configurar la dirección del grupo (Anna Simó será la portavoz) Puigcercós dejó claro que es necesario controlar con más ahínco la gestión del Gobierno de Montilla. Afirmó que votar diferente de sus socios de PSC e ICV-EUiA 'no será la tónica'.- Puigcercós evitó referencias a su pugna con Carod. Los dos miden fuerzas pero el secretario general huye la arena mediática, a diferencia del presidente. Ayer, en su blog, Carod lanzó un nuevo guiño a los críticos, que pueden decantar la balanza en junio. Carod pidió, en la línea de Joan Carretero, que el aparato de ERC, controlado por Puigcercós, garantice 'juego limpio' y trabaje con espíritu integrador también durante la fase precongresual.

- Ayer apareció el manifiesto digital www.esquerrapositiva.cat, promovido por 100 militantes sin vínculo laboral con el Gobierno o el partido. Piden que Puigcercós asuma el liderazgo electoral en detrimento de Carod, a quien otorgan un papel 'ideológico'.