Público
Público

"La estabilidad cotiza en bolsa", advierte el PP a los empresarios catalanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Popular, en Catalunya, disputa a CiU las simpatías del mundo empresarial y su líder, Alicia Sánchez Camacho, se dirige a este sector con plena consciencia de sus fibras más sensibles. 'La estabilidad cotiza en bolsa' ha dicho en un encuentro organizado por la Cambra de Comerç de Barcelona, después de advertir sobre los problemas económicos que pueden acarrear para la economía catalana 'los delirios independentistas, la ruptura y los desafíos' que, según ella, plantean Artur Mas y su gobierno.

Ha insistido en el tema dibujando un escenario nada apetecible si Artur Mas decide 'romper las reglas del juego' y 'se sitúa al margen de la legalidad': 'La Catalunya independiente sería menos rica', el PIB bajaría, las exportaciones caerían, desparecerían empresas y otras abandonarían el país.

Pero además de explotar los temores que puedan padecer los hombres de negocios, Sánchez Camacho ha dado muestras de comprensión hacia otras inquietudes: Les ha dicho que 'hay que revisar el modelo autonómico para modernizarlo y hacer entrar en él un nuevo modelo de financiación', les ha asegurado que su partido siempre ha defendido el pequeño comercio y que negocia con el ministro del ramo la liberalización del sector, y ha reconocido que es verdad, que 'tienen razón los que dicen que los catalanes pagan más impuestos'.

Ha vuelto a defender las aportaciones millonarias a la banca. 'La recuperación del sistema financiero ha de ser la columna vertebral de las reformas', pero poco antes no ha dudado en afirmar que las pequeñas y medianas empresas 'representan el cien por cien de las posibilidades de recuperación'. 'Para el PP de Catalunya la priorización del corredor mediterráneo es fundamental', ha añadido en referencia a otro tema sensible y de difícil comprensión en otros ámbitos de su partido.

Ha relativizado la importancia del déficit fiscal, pero aun así, también ha asegurado que es importante y que se debe limitar. La solidaridad con el resto de España 'no puede ser ilimitada' y la que exista 'ha de tener una finalidad'.

El carácter 'finalista' de la aportación de Catalunya a regiones de menor riqueza es algo novedoso en las propuestas del PP de Catalunya, pero añaden otra iniciativa en el orden fiscal. El principio de ordinalidad, para impedir que en Catalunya suban los impuestos, mientras en otras autonomías, las perceptoras, baja la presión fiscal.

Algunos de los asistentes han agradecido las muestras de moderación y Alicia Sánchez Camacho ha insistido en la doble clave de su discurso: 'el planteamiento rupturista deteriora la imagen de Catalunya', 'hay que avanzar hacia un nuevo modelo redistributivo' después de valorar conjuntamente aportaciones e ingresos.

Más noticias en Política y Sociedad