Público
Público

BORRASCA ARWEN Fuertes nevadas y carreteras cortadas en La Rioja, Navarra y Euskadi por la borrasca Arwen

Las previsiones para este domingo apuntan a que un total de 31 provincias tendrán riesgo riesgo por nieve, lluvia, viento, fuerte oleaje, deshielo y temperaturas mínimas

El temporal de nieve ha llegado de lleno este fin de semana a Pamplona donde este domingo ha empezado a nevar con fuerza en la capital navarra.
El temporal de nieve ha llegado de lleno este fin de semana a Pamplona donde este domingo ha empezado a nevar con fuerza en la capital navarra. Villar López / EFE

Las consecuencias de la entrada de la borrasca Arwen en España ya se han comenzado a manifestar en la jornada del domingo.

Ante este panorama invernal marcado por la nieve y el frío, la Dirección General de Tráfico ha recomendado evitar este fin de semana los desplazamientos por carretera en la zona norte de la península.

Un total de 31 provincias, más la ciudad autónoma de Melilla, tendrán este domingo 28 de noviembre riesgo extremo(aviso rojo), riesgo importante (aviso naranja) y riesgo (aviso amarillo) por nieve, lluvia, viento, fuerte oleaje, deshielo y temperaturas mínimas, según ha avisado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). 

En La Rioja, son dos los puertos, el de Peña Hincada y Montenegro, que se encuentran cerrados al tráfico y otros cinco precisan cadenas para circular por la presencia de nieve en la calzada: Todos ellos pertenecen a la red secundaria de carreteras de La Rioja, de acuerdo con los últimos datos facilitados por tráfico de la Guardia Civil, correspondientes a las 08:30 horas de este domingo.

Por ello, un total de 12 equipos quitanieves están trabajando a esta hora para mantener limpias de nieve y hielo las carreteras riojanas. Desde el Gobierno de riojano se pide "moderación de la velocidad por posibles placas de hielo y acumulación de nieve en la calzada".

De la misma forma se ha manifestado el Gobierno navarro. Este ha insistido en su llamamiento a la prudencia de los conductores, sobre todo si tienen que circular por puertos de montaña y carreteras de la mitad norte de la Comunidad. Es en estas zonas donde persiste el riesgo extremo o importante de nevadas con posibilidad de que se produzcan acumulaciones de nieve en la calzada. 

Por su parte, Euskadi ha cerrado los puertos alaveses de Altube, Barrerilla, Herrera, Opakua y Orduña, de la red secundaria, para todo tipo de vehículos por la presencia de nieve o hielo. Del mismo modo, también está prohibido el paso a camiones y articulados en los altos alaveses de Azazeta, Bernedo y Zaldiaran, mientras que los turismos necesitan cadenas, según datos recogidos en la página web de la Ertzaintza.

Además, es necesario el uso de cadenas para todo tipo de vehículos en los altos de Lizarraga y Kurtzeta, mientras que en una quincena de puertos se reclama precaución por la presencia de nieve o hielo.

Una veintena de carreteras en Cantabria están afectadas por la nieve, tres de ellas en la red principal, con los puertos de El Escudo (N-623), Los Tornos (N-629) y San Glorio (N-621) cerrados a la circulación de camiones y vehículos articulados.

Doce tramos en diez autovías se encuentran afectados por nieve en las carreteras de Castilla y León, cuatro en cada una de las provincias de León y Burgos, dos en la de Palencia, uno en Soria y otro en Zamora, han informado fuentes de la DGT con datos recabados a las 10:35.

El temporal de nieve que afecta a la península complica el tráfico con mayor incidencia en las carreteras del Pirineo aragonés, con 21 tramos en los que es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno y está prohibido el tráfico de camiones y autobuses, y en las sierras de Teruel, con 8 tramos en las mismas condiciones y una vía cerrada en Valdelinares.

Aemet mantiene activada la alerta roja por el riesgo extremo de que este domingo se produzcan nevadas en la zona centro de Navarra con acumulación de hasta 25 cm de nieve por encima de los 600 metros. En el Pirineo el aviso es de color naranja por riesgo importante de precipitaciones que pueden acumular hasta 35 cm de nieve por encima de unos 600-700 metros, pudiendo alcanzarse en altitudes superiores a 900 metros y localmente 40 cm o más. En la vertiente cantábrica también existe riesgo importante de nevadas con acumulación de hasta 15 cm por encima de la cota de los 500-600 metros.

Previsiones

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este domingo precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica y nevadas en cotas bajas de la mitad norte peninsular, además de un descenso de las temperaturas en Pirineos, Baleares y el sudeste.

En la mitad norte predominarán los cielos nubosos o cubiertos, con precipitaciones abundantes en el norte de Galicia, Cantábrico, alto Ebro y Pirineo occidental; en el área cantábrica podrían ser localmente fuertes o persistentes.

De forma más débil y dispersa, en el resto del tercio norte peninsular, sistemas Central e Ibérico también se esperan precipitaciones.

En zonas de la meseta sur, Comunidad Valenciana y Baleares aumentará la nubosidad, con probables chubascos y tormentas en Baleares; predominio de poco nuboso en el resto de la península, Estrecho y Melilla. En Canarias, intervalos nubosos con probabilidad de chubascos en el norte de islas de mayor relieve.

Serán en forma de nieve en zonas de la mitad norte, principalmente en montaña y también en algunas zonas llanas, sin descartar el litoral cantábrico y Baleares.

La cota de nieve en Pirineos, entorno de Navarra y norte de Aragón y Catalunya estará entre los 300 y 500 metros, que irá subiendo hasta unos 500/1.200 metros de oeste a este.

En el resto de la mitad norte de la península entre los 500 y 600 metros tendiendo a ascender, por la tarde, a 1.000/1.400 metros en el este y centro, y a 1.400/1.600 metros en el oeste. En Baleares, entre los 800 y 900 metros, bajando al final del día a los 600/700 metros. Brumas y bancos de niebla en áreas montañosas de la mitad norte peninsular.

Las temperaturas diurnas descenderán en Pirineos, Baleares y el sudeste, las nocturnas bajarán en el sur peninsular; heladas generalizadas en buena parte del interior de la península, más intensas en montaña, principalmente en Pirineos, donde podrían ser fuertes.

Predominio de vientos del noroeste y oeste intensos en la península y Baleares, con intervalos de fuerte en el litoral de Galicia, Cantábrico, bajo Ebro, Ampurdán, Baleares y Alborán.

Poniente en el Estrecho y rachas fuertes en zonas de montaña de la mitad norte y del sudeste; en Canarias arreciarán los alisios, con intervalos de fuerte.

Temperaturas bajas

La borrasca de aire ártico Arwen ha llegado este sábado a la península dejando nevadas copiosas sobre todo en puntos de Cantabria, Navarra, País Vasco, Asturias, Aragón, La Rioja y Castilla y León, y temperaturas con valores negativos en algunas zonas: en Dílar, Sierra Nevada, amanecieron con -8.4 grados.

La borrasca no solo ha traído nevadas; este sábado también han amanecido en alerta naranja por riesgo importante de fenómenos costeros Asturias y Cantabria, además de las costas gallegas, catalanas y vascas; en estas la previsión de la Aemet era de olas de hasta 6 metros.

Como ejemplo las mínimas, a la 1:50, de Port Ainé, en Lleida, con -8.8 grados; en Dílar, Sierra Nevada (Granada), a las 6:20 con -8,4 grados; y en Astún-La Raca (Huesca), a las 10:30 con -8.1 grados.

Además de estos puntos, el frío ha sido protagonista en Burgos, Cuenca, El Espinar (Segovia) o Lugo, con valores por debajo de los cinco o seis grados.Nada que ver con los termómetros de los archipiélagos, donde las temperaturas, en Baleares, han estado por lo general entre los 14 y 15 grados, y en Canarias por encima de los 20 grados en muchos municipios.

La previsión de la Aemet es que el domingo continúen en alerta roja por riesgo máximo de nevadas Cantabria, Navarra y País Vasco, y en alerta naranja Aragón, Asturias y La Rioja. A la lista de comunidades en naranja por nieve se suma mañana Cataluña.

La cota de nieve en Pirineos, entorno de Navarra y norte de Aragón y Cataluña estará entre los 300 y 500 metros, que irá subiendo hasta unos 500/1.200 metros de oeste a este.

En el resto de la mitad norte de la península entre los 500 y 600 metros tendiendo a ascender, por la tarde, a 1.000/1.400 metros en el este y centro, y a 1.400/1.600 metros en el oeste. En Baleares, entre los 800 y 900 metros, bajando al final del día a los 600/700 metros.

En alerta amarilla, por aviso de temperaturas mínimas se prevé que estén Cataluña y Aragón, donde se podrían llegar a los -6 grados.

Más noticias