Público
Público

La fuga de votos del PP se extiende a casi toda Andalucía

Los conservadores ganan en cinco provincias andaluzas pero sólo logran recuperar dos de los ocho puntos que perdió el PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El recuento de los votos de los comicios autonómicos celebrados el domingo arroja para el PP un saldo positivo en cuanto a porcentaje de voto en las dos comunidades en las que se celebraron, pero deja en el partido de Mariano Rajoy una sensación agridulce.

En Andalucía los conservadores lograron una victoria holgada -40,7% de los votos y 50 diputados- pero insuficiente para formar gobierno frente a una posible mayoría de izquierdas. De hecho, en esa comunidad, el PP pierde casi 163.000 votos respecto a las autonómicas de 2008.

Tomando como referencia las últimas generales, el castigo para el partido del Gobierno fue aún mayor. Así, obtuvo 418.000 sufragios menos que en los comicios de noviembre de 2011. No obstante, estas operaciones quedan algo deformadas si se tiene en cuenta la elevada abstención registrada el domingo, que rebasó el 37%, diez puntos por encima de la que tuvo lugar en 2008 y seis puntos superior a la de las generales de 2011.

En puntos porcentuales, los resultados evidencian que el PP tampoco fue capaz de movilizar a su electorado en Andalucía a pesar de las altas cifras de paro en la comunidad y de haber utilizado el supuesto escádalo de los ERE fraudulentos financiados con dinero público de la Junta como una de sus grandes bazas en campaña. La formación que lidera Mariano Rajoy solo fue capaz de hacerse con dos de los casi nueve puntos que perdieron los socialistas en estos comicios.

Los conservadores ganaron en todas las provincias andaluzas salvo en Huelva, Sevilla y Jaén. En esta última, es, paradójicamente, en la que más avanzó el PP respecto a 2008 y la única en la que consigue más sufragios que hace cuatro años. En Málaga, tradicional granero de votos de los conservadores en Andalucía, el PP logró un ascenso muy leve, de poco más de una décima en puntos porcentuales. Almería, por su parte, sigue siendo una plaza fuerte para el partido de Rajoy, que le saca más de 15 puntos al PSOE en esta provincia.

En el polo opuesto está Sevilla, donde el PP presentó a su actual alcalde Juan Ignacio Zoido como número uno, una provincia que sí logró resistir a la embestida conservadora. A pesar de haber perdido más de 172.000 votos, el PSOE consiguió mantenerse en cabeza en este territorio con una ventaja de casi ocho puntos respecto al PP.

En Asturias, el PP no logró hacerse con la mayoría del respaldo conservador y perdió votos en las tres circunscripciones respecto a las elecciones de hace diez meses. En número de escaños, igualó las diez actas conseguidas entonces. La candidata Mercedes Fernández, Cherines, admitió que los resultados no habían sido 'buenos' para su partido a pesar de que el PP sí logró aumentar su respaldo en 1,5 puntos en relación a los comicios de mayo de 2011.

En el Principado, el partido más perjudicado tras los comicios es el Foro Asturias de Francisco Álvarez-Cascos, que perdió tres escaños en la circunscripción de centro, la que más escaños reparte y donde están los grandes municipios.

Más noticias en Política y Sociedad