Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno dice que el actual sistema sanitario es "absolutamente insostenible"

El responsable de Sanidad y Asuntos Sociales del PP defiende que no habrá recortes sino "ajustes", sin concretar en qué consistirán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la polvareda levantada tras el anuncio del ministro de Guindos en Alemania respecto a una reforma en Sanidad y Educación, el Gobierno y el PP han salido en tromba en los últimos días para intentar matizar el anuncio y rebajar la polémica.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado que garantizará una Sanidad 'gratuita y de calidad', pero ha advertido de que hacen falta reformas para que el sistema sanitario que tenemos, 'que es magnífico', sea también 'viable'.

'Yo definiría la situación de nuestro sistema sanitario de absolutamente insostenible. Hacen falta reformas', ha insistido Mato en una entrevista al diario La Razón, además de subrayar su propuesta de un pacto de Estado en Sanidad y Políticas Sociales para que se pueda 'racionalizar el gasto, mejorar los sistemas y quitar duplicidades a través de una cartera básica de servicios'.

'Esto es, elegir unos servicios básicos para los ciudadanos que tengan que ser obligatoriamente atendidos en todas las autonomías por igual', ha explicado Mato, quien no obstante se ha mostrado convencida de que el sistema autonómico 'ha funcionado', pero que 'no se puede mantener a base de no pagar'. 'Es inviable', ha puntualizado.

La ministra ha hecho hincapié en que 'este Gobierno ha hecho un esfuerzo para poner las cuentas a cero con el pago a proveedores para empezar de nuevo' y que eso es lo que ella va a garantizar: una sanidad 'gratuita y de calidad'.

La responsable de Sanidad ha negado que vaya a haber 'medicamentazo', es decir, que no se van a dejar de pagar medicamentos por el hecho de que sean baratos, pero sí ha señalado que se va modernizar el Vademécum, sustituyendo los medicamentos que se han quedado anticuados. Y sobre el euro por receta catalán, ha indicado que ya se ha reunido con el consejero catalán para 'entre todos' adoptar unas reformas para que los ciudadanos catalanes no tengan que pagar tasas extraordinarias para costear la Sanidad.

Por su parte, el responsable de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, ha rebajado la reforma sanitaria a 'ajustes'.

Ayer, mismo , el propio Echániz utilizó otras expresiones a la hora de referirse a dichas reformas. Habló de que se 'puede tocar todo' y que la sanidad tiene que 'pasar un buen tiempo en la UCI para poder estar en pleno estado de salud'. Pero tranquilidad, dicen los conservadores.

Echániz asegura que liquidará los gastos 'improductivos e innecesarios'. Los partidos de la oposición pronostican un futuro notablemente distinto: un recorte en las prestaciones sanitarias que se prestan a los ciudadanos o la implantación de medidas que incluyen el copago en la sanidad.

El PP no aclara si implantará el copago

 'No va haber recortes, sí ajustes porque hay márgenes para el ajuste', ha sentenciado el dirigent conservador, antes de añadir que 'hay márgenes de eficiencia que, bien resueltos, generan holguras para hacer las cosas mejor'. El responsable de Sanidad del PP ha puesto como ejemplo las duplicidades que existen en el ámbito sanitario y determinadas cuestiones que se pagaban y que, en un momento de crisis, hay que dejar 'temporalmente' de financiarlas hasta que el país vuelva a tener capacidad financiera para ello.

Ha evitado, por otra parte, aclarar si el Gobierno tiene intención de implantar el copago en el sistema sanitario, al señalar que es algo que se tiene que discutir las comunidades autónomas.

El  responsable de Sanidad de los conservadores ha insistido en que en la actualidad existe un 'profundo problema' para financiar la sanidad, que ha atribuido a la deuda con los proveedores, de más de 15.000 millones de euros que han dejado el PSOE

El también consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha ha insistido en que la difícil situación de la sanidad se debe a las deudas del pasado y a los 5,3 millones de parados de 'herencia' que han dejado los ocho años de Gobierno socialista.

En este sentido, ha recordado que la sanidad se financia con los impuestos de los trabajadores y que la situación actual de desempleo, de la que ha culpado a José Luis Rodríguez Zapatero y a Alfredo Pérez Rubalcaba, han puesto en una situación 'complicada' a la sanidad desde el punto de vista de la sostenibilidad.

Para preservar el sistema sanitario, que ha definido como la 'joya de la corona', envidiada por muchos países, es necesario hacer ajustes en el presupuesto, asegura.

Más noticias en Política y Sociedad