Público
Público

Interior admite que ETA no es sólo un problema policial sino político

Jorge Fernández Díaz reniega de la ilegalización de Amaiur y Bildu que reclama UPyD

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno del PP 'ha probado de su propia medicina', improvisó en una suerte de crónica telegráfica el diputado de IU Gaspar Llamazares, a cuenta del lance vivido entre la portavoz de UPyD, Rosa Díez, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

La política antiterrorista, protagonista omnipresente en la oposición liderada por Rajoy durante la primera legislatura de Zapatero, regresó al Congreso con forma de roce mínimo, pero el primero en la unidad que preside la acción de los partidos desde el cese de la violencia de ETA y mostrando un giro en la estrategia del PP, al enterrar el hacha judicial para primar la vía política.

Rosa Díez tacha de 'cobarde' a Interior y el ministro la llama

UPyD instó al Gobierno a intensificar la vía de las ilegalizaciones contra Bildu y Amaiur silente en el debate desde sus siete escaños. En vano. El titular de Interior pidió 'prudencia e inteligencia' a Díez y apostó por otro camino. Según el titular del Interior, tras el anuncio del cese de la violencia de ETA, la banda ya no es 'fundamentalmente un problema policial', sino que tiene 'una dimensión política que debe gestionarse de forma distinta'.

'Hay que conseguir que sea una victoria política de los demócratas', subrayó Fernández. 'No se trata de arriesgarse como le reclamó la portavoz de UPyD, sino de ser inteligentes y ser eficaces. 'Si por arriesgarnos conseguimos lo contrario de lo que pretendíamos, sólo lograríamos darles alas', zanjó el ministro.

Fernández Díaz insta a UPyD a esperar el fallo del TC sobre Sortu

Esta conclusión cerró un duelo desacostumbrado en el que la portavoz de UPyD tildó de 'cobarde' esta actitud del Ejecutivo y el responsable de Interior tachó de 'oportunista' a la formación magenta.

Lejos queda el acuerdo que PP y UPyD cerraron en julio de 2011, cuando estaban en la oposición, pactando una resolución conjunta que instaba a Zapatero a extremar la vigilancia sobre Bildu sin descartar su ilegalización. Esta sintonía murió este miércoles una vez que Díez acusó al Gobierno de no emplear 'todos los instrumentos a su alcance para combatir a los enemigos del Estado de Derecho', a pesar de tener 'la posibilidad, el deber y la obligación' de actuar contra estas dos marcas abertzales.

'No confundamos lo que nos pueda repugnar políticamente con lo que jurídicamente es posible', le respondió el responsable de Interior a la representante de UPyD.

'¿No le parece inteligente y prudente esperar a ver qué dice el Constitucional? El Gobierno está haciendo todo lo que operativamente procede, pero la prudencia y la eficacia exigen ver qué hace el TC sobre Sortu', señaló Fernández Díaz frenando la inercia ilegalizadora de Rosa Díez.

'Hay que arriesgarse a ganar. A lo que ustedes llaman prudencia, yo le llamo cobardía. Reflexione y actúe ¿A qué esperamos?', replicó la diputada espoleando al ministro: 'No esperaba que llegara a este punto. La prudencia es una virtud muy aconsejable en la vida política. A lo mejor usted confunde el oportunismo con la salvaguarda del Estado de Derecho', le advirtió finalmente el ministro.

'Pedir la ilegalización de la izquierda soberanista vasca es una insensatez que evidencia el escaso carácter democrático de quien la pide', terció, una vez concluido el duelo el portavoz de Amaiur, Xabier Mikel Errekondo.

'Hace tiempo que la sociedad vasca ha superado la estrategia de ilegalizaciones promovida por el PSOE y el PP', señaló. 'Es curioso que un partido como UPyD, que no ha obtenido ni el 10% de los votos de Amaiur en Euskadi y Navarra, se dedique a pedir en Madrid la ilegalización de la formación vasca que mayor representación en escaños obtuvo en las elecciones pasadas', concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad