Público
Público

IU subraya que se consolida su "creciente tendencia al alza"

Cayo Lara destaca el avance del 17% en los ayuntamientos y del 25% en las autonomías y achaca a "las políticas de derechas de Zapatero" que España se vista ahora de azul

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Hemos acabado con la tendencia de sufrir en cada proceso electoral'. Cayo Lara contaba ayer una verdad como un puño: aquellas noches de comicios en la sede federal de Izquierda Unida en las que el escrutinio se vivía con el alma encogida, a la espera de una nueva bofetada. El 22-M, como ya ocurrió en las europeas de 2009, la frustración fue reemplazada por el alivio, la bocanada de aire.

IU se hizo con el 6,31% de los votos (5,48% en 2007). Rompió la racha de dos municipales a la baja y se acercó a los resultados de 1999, con Julio Anguita ya en horas bajas. Se tradujo en 1.424.119 papeletas (207.089 más). Los 2.034 ediles de las últimos comicios pasaron a 2.230. El mayor salto se produjo en Asturias: el 10,3% de hace cuatro años mudó a un 13,4%. O sea, tres puntos largos más.

Recalca que en Extremadura no investirá a un presidente del PP

Cifras a las que hay que sumar los 241.919 votos y 398 concejales de Catalunya (fruto de la alianza con Iniciativa per Catalunya Verds, ICV) y los 13.039 sufragios y 18 escaños de Navarra -donde la federación concurrió con Batzarre-.

Además, IU ensanchó su volumen de sufragios en las locales en todas las comunidades, salvo Catalunya -donde cedió medio punto- y Andalucía, en la que bajó un 0,38%.

En las autonómicas, IU también quedó reforzada. En los ocho parlamentos donde logró escaños -Asturias, Madrid, Murcia, Navarra, Aragón y Valencia y entró en Castilla y León y Extremadura- y salió de Balears, ganó peso.

Cree que la fuerza del Movimiento 15-M se ha sentido más en Madrid

Los números daban un alegrón a IU, lo que permitió al coordinador federal exhibir un 'crecimiento importante', con más ediles, más diputados y más mayorías absolutas en ayuntamientos (58). Exhibió un ejemplo nada menor: en el municipio del sureste madrileño Rivas-Vaciamadrid IU consiguió mayoría absoluta (antes la tenía relativa y gobernaba con el PSOE), un 45,34%, y, ya perdida Córdoba, es la localidad más grande que controla IU con ese volumen de respaldo (35.000 habitantes). Lara puso dos datos más: un empujón de un 17% en las municipales y un 25% en las autonómicas. Y la condición de llave maestra en Extremadura o en el Ayuntamiento de Zaragoza. 'Recuperamos la tendencia creciente al alza', subrayó, huyendo de triunfalismo.

Sin embargo, la subida respecto a 2007 es de ocho décimas, por los más de siete puntos de bajón del PSOE. ¿Por qué IU no ha recogido más votos de electores defraudados con los socialistas, objetivo capital en la campaña? 'Los ciudadanos lo sabrán. Desconocemos las razones', apuntó lacónico el líder, para luego prometer un análisis más acabado cuando se reúnan la ejecutiva y los coordinadores territoriales, este jueves, y el Consejo Político Federal, el 5 de junio.

Unas generales sin reforma de la Ley Electoral serán una «estafa», denuncia

De puertas para dentro, las respuestas son divergentes. 'Tenemos federaciones aún muy débiles que nos impiden concurrir en el 100% de España [IU-ICV ha presentado candidaturas en el 83,24% del país], en Euskadi esperábamos bajada al no repetir con Aralar y en Catalunya presentamos menos listas. Y no es tan sencillo que un votante del PSOE pase a IU', explicaba un dirigente del núcleo duro, que descartaba cambios en el discurso: 'No hay nada que corregir, sólo trabajar en la línea de lo que hemos venido haciendo'.

Desde el flanco de IU Abierta -el afín a Gaspar Llamazares-, aun mostrando 'satisfacción' por los resultados, piden 'reflexionar' para 'conseguir' en las generales 'capitalizar el voto que pierde el PSOE', por lo que urge 'ir a un proceso de apertura'. 'No podemos conformarnos con subir un punto, que está bien. Debemos influir decididamente', señalaba una responsable.

Lara desgranó ayer cada una de las claves del 22-M. Como ya adelantó anteanoche, el batacazo del PSOE responde al 'ajuste duro'. 'Son las políticas de derechas de Zapatero las que han traído más PP y han vestido España de azul', dijo. Pero 'más grave aún' es que el presidente del Gobierno, tras el descalabro de su partido, anunciara más recortes en la misma noche de los comicios.

El líder no pidió elecciones generales, porque una convocatoria anticipada 'sin una reforma electoral sería una estafa más de la democracia'. La dirección de IU apretará las tuercas en esto al Ejecutivo, ayudada por el Movimiento 15-M, que también exige una ley justa.

¿Cuál ha sido precisamente la incidencia de Democracia Real Ya? Lara cree que las movilizaciones pueden haber 'afectado' más en Madrid, donde estaban los acampados. En la Asamblea, IU ganó 22.135 votos y otros 26.825 en el Ayuntamiento de la capital. El líder repitió su apoyo a la revuelta, sin ánimo de 'liderarla'.

Más conclusiones: la corrupción 'no pasa factura al PP' y UPyD es, por ahora, un fenómeno 'urbano'. Y con Extremadura, que no quepa duda: IU no apoyará 'ni por activa ni por pasiva' una investidura del PP. Así que Guillermo Fernández Vara podría seguir gobernando. Lo demás, las posibilidades de pacto, en la región y en el resto de España, 'está abierto', en virtud del 'compromiso' de la federación con su electorado, al que no quiere defraudar. Y eso es sagrado.

La punzada en el corazón del 22-M es, para IU, que el PP le haya arrebatado Córdoba y que Unión Cordobesa, el partido de Rafael Gómez, Sandokán, imputado en el caso Malaya, le haya superado. Lara esbozó las razones del desastre (de 11 a 4 ediles): pudo “no haber gustado” que Rosa Aguilar dejara la alcaldía a mitad de mandato, en 2009, para marcharse a la Junta de Andalucía con José Antonio Griñán (y después al Ministerio de Medio Ambiente con Zapatero), influyó el paro y también los “errores propios”.

Pero más sorpresiva ha sido para IU la pérdida a favor del PP de Seseña, en Toledo, símbolo de la lucha de un regidor, Manuel Fuentes, contra la corrupción. El bajón del PSOE también le hace desprenderse de capitales de provincia como Barcelona, Jaén, Sevilla o Albacete. Lara alabó el “resultado positivo” de Compromís (suma del Bloc y una escisión de IU, Iniciativa del Poble Valencià) en Valencia, mayor que el de la propia federación (seis contra cinco diputados).