Público
Público

Jiménez ve en la ola de cambios un estímulo para la paz en Oriente Próximo

La ministra inicia su gira por la región reuniéndose con El Baradei y los jóvenes que iniciaron las protestas en Egipto

CAROLINA MARTÍN

"No es casual que me encuentre hoy aquí. Es un momento de gran trascendencia para el futuro de la región", afirmó la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, tras su reunión con el secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa, en el arranque de su gira por Oriente Próximo, cuya primera escala es Egipto.

A escasos metros de la plaza Tahir (El Cairo), epicentro de las manifestaciones ciudadanas que acabaron con la marcha del presidente Hosni Mubarak el 11 de febrero y donde está instalado el cuartel general de la Liga Árabe, la jefa de la diplomacia española trasladó en nombre del Gobierno su enhorabuena al pueblo egipcio que "de forma pacífica, contundente y emocionante ha conseguido abrir un proceso revolucionario pidiendo, democracia, derechos y libertades".

La ministra elogió la "valiente" decisión de la Liga Arabe de pedir al Consejo de Seguridad de la ONU la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia y precisó que, de aprobarse, España cumplirá con sus "obligaciones" en coordinación con lo que acuerden la UE y la OTAN. Musa dijo que aún no es tarde para imponer la zona de exclusión.

España apoya la zona de exclusión aérea para Libia que pide la Liga Árabe

Ante las transformaciones que se están produciendo no sólo en Egipto sino en la región y las incertidumbres que entrañan los cambios, Jiménez abogó por "convertir los riesgos en oportunidades" para trabajar por la democracia y la paz en el conjunto del Mediterráneo. Un "objetivo estratégico para España y para la UE", subrayó. Sin embargo, la ministra hizo especial énfasis en la resolución de un conflicto largo y enquistado actualmente, el de Israel y Palestina. Estas revoluciones, dijo, "deben ser un estímulo para lograr que se acuerde definitivamente la paz". Así, defendió que hay que hacer una apuesta firme para que ambas partes "se sienten y alcancen un acuerdo".

En este sentido, Jiménez planteó a Musa la necesidad de reforzar la Unión por el Mediterráneo, que ha atravesado "dificultades", como instrumento de relación entre el mundo Árabe y la UE. Un mensaje que también trasladará al primer ministro Essam Sharaf, designado por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas el pasado 3 de marzo, dado que a Egipto le corresponde la copresidencia del sur de la UPM.

Jiménez: "La paz en el Mediterráneo es para España un objetivo estratégico"

Además de su apoyo al pueblo egipcio, la jefa de la diplomacia ofreció la colaboración y experiencia de España, que cuenta en su haber con una reciente Transición, para acompañarles en el proceso de democratización que han iniciado. "Estaremos donde nos necesiten y si así lo desean", apuntó Jiménez al finalizar el encuentro con Musa, que ha anunciado su intención de concurrir a las próximas elecciones.

A su llegada a Egipto, Jiménez se entrevistó con el premio Nobel de la paz en 2005, Mohammed El Baradei, que ha mostrado su disposición a disputar la presidencia del país. La ministra completó la jornada con un encuentro con representantes de la Coalición de Jóvenes 25 de enero, que aglutina al colectivo que se manifestó en la plaza Tahir desde esa fecha demandando democracia, libertades y derechos.

Más noticias de Política y Sociedad