Público
Público

Margallo asegura que los cooperantes españoles secuestrados "están bien"

El ministro de Asuntos Exteriores dice que ha recibido garantías de los Gobiernos de Mali y Kenia sobre el estado de salud de los cuatro españoles retenidos

PUBLICO.ES / EUROPA PRESS

Más de cuatro meses después de su secuestro, los cuatros cooperantes españoles (tres mujeres y un hombre)  que permanecen secuestrados en Mali y en Kenia vuelven a acaparar el foco periodístico. José Manuel García-Margallo, ministro español de Asuntos Exteriores, dijo este lunes en una entrevista en la cadena Cope que los Gobiernos de Mali y Somalia han dado garantías al Ejecutivo español de que los cuatro cooperantes que permanecen secuestrados en Africa "se encuentran bien".

La situación de los españoles secuestrados salta de nuevo a los titulares después de que este fin de semana fuera liberada la cooperante italiana secuestrada en los campos de refugiados de Rabuni, en el suroeste de Argelia, junto a los españoles Ainhoa Fernández del Rincón, de la Asociación Extremeña de Amigos del Pueblo Saharaui, y Enric Gonyalons, de la ONG Mundubat el pasado 22 de octubre. El día 13 en Kenia también fueron secuestradas dos cooperantes españolas, Montserrat Serra Ridao y Blanca Thiebaut .

Margallo no quiso ofrecer muchos más detalles durante la entrevista y apenas ofreció información sobre las gestiones en marcha para liberar a los cooperantes: afirmó que éste es un asunto que hay que llevar "con mucha discreción".

García-Margallo sólo indicó que ha hablado de esta cuestión "con todos los ministros" de Exteriores de la UE, así como con los árabes y citó a Argelia expresamente. "Con Mali he hablado mucho", señaló el ministro, que este sábado viajó precisamente a Bamako para reunirse con el presidente de este país. En pocos días el ministro de Exteriore malí visitará  España. Además, Margallo ya  tuvo ocasión de entrevistarse con el primer ministro somalí en la Conferencia internacional sobre Somalia en la que participó en Londres el mes pasado.

Según el ministro, el Gobierno no ha dejado "un solo día" de hacer gestiones para liberar tanto a los dos cooperantes secuestrados a finales de octubre en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) como a las dos trabajadoras de Médicos sin Fronteras tomadas como rehenes en el campamento de refugiados de Dadaab (Kenia), cerca de la frontera con Somalia.

De hecho, relató, lo primero que hizo su antecesora en el cargo, Trinidad Jiménez, cuando él tomó posesión del cargo fue entregarle una carta de las familias de los cooperantes.