Público
Público

Margallo dice que la pitada "perjudica los intereses de la nación"

Rita Barberá lamenta la pitada y asegura que esta acción le pareció "muy mal"

EFE

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, ha manifestado hoy que la pitada por parte de los aficionados al himno de España durante la final de la Copa del Rey "debilita la identidad nacional" y supone "perjudicar no sólo a los intereses de la nación, sino de todos los españoles".

Margallo ha hecho estas declaraciones a los periodistas después de que anoche el público que asistía a la final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona en el estadio Vicente Calderón realizara una sonora pitada mientras se interpretaba el himno español, con el príncipe Felipe en el palco presidencial.

Tras asistir al acto de jura de bandera para civiles celebrado en el acuartelamiento San Juan de Ribera de Valencia, García-Margallo ha declarado: "Cualquier gesto de desunión en un mundo global en el que nosotros vivimos es un gesto que nos perjudica a todos y cada uno de nosotros".

El ministro ha rechazado calificar la pitada como "libertad de expresión", ha asegurado que los hechos le parecieron "fatal" y ha recalcado que este tipo de expresiones, "por fortuna no representan el sentir de la mayoría del pueblo vasco y del catalán".

Ha agregado que prefiere quedarse con las banderas españolas cuando ganó "la Roja", que ondearon en Barcelona, Irún o Fuenterrabia.

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, presente también en el acto, ha lamentado la pitada al himno de España por parte de los aficionados al asegurar que esta acción le pareció "muy mal".

Más noticias de Política y Sociedad