Público
Público

Mas dice que la democracia no se frena con tribunales y constituciones

El presidente de la Generalitat ha pedido una "mayoría excepcional" que muestre un resultado contundente para que nadie frene el proceso soberanista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, Artur Mas (CiU), ha afirmado este domingo que la fuerza de la democracia y el civismo 'no la podrá frenar nadie, ni los tribunales ni las constituciones ni todo lo que ponen delante'.

En un acto celebrado en Barcelona con centenares de militantes y simpatizantes de CiU, ha pedido una 'mayoría excepcional' que muestre un resultado claro, nítido y contundente para que nadie pueda frenar el proceso soberanista que quiere impulsar en Cataluña.

También ha señalado que algunos de los votos que recibirá CiU serán 'prestados' por un tiempo determinado para apoyar un proceso colectivo, aunque ha defendido que se trata de una opción necesaria en las elecciones del 25 de noviembre.

Mas ha destacado que la manifestación de la Diada mostró un sentimiento sin manipulaciones de partidos nacionalistas, y ha añadido sobre las elecciones: 'Ojalá el resultado sea claro, porque nos jugamos mucho'.

Ha subrayado que será un momento del que estarán pendientes en Madrid, Bruselas y Washington para comprobar si Cataluña tiene un liderazgo fuerte, y ha destacado durante su intervención que el acto no ha contado con la imagen de CiU ya que quiere mostrar que el proceso soberanista va más allá de la formación política.

Asimismo, ha señalado que, si CiU debe dar un paso atrás por el bien del proceso, lo hará, y ha pedido que la gente no se deje agobiar con campañas de miedo, que seguirá habiendo —ha augurado—, y ha dicho que incluso para él no es un proceso fácil, aunque está dispuesto a liderarlo hasta el final.

Ha reiterado su compromiso de sentarse a negociar con todas las fuerzas políticas si gana las elecciones, y ha defendido algunas de sus medidas gubernamentales, como vender empresas públicas, porque así evita 'recortar más en sanidad y educación'.

Han asistido la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el secretario general de CDC, Oriol Pujol; la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, y la teniente de alcalde de Barcelona Sònia Recasens, entre otros dirigentes que han querido mostrar su apoyo al presidente antes de encarar la campaña electoral.

Ortega ha asegurado que 'es la hora de las grandes mayorías y de sumar complicidades' en un proceso de la sociedad catalana, y ha subrayado que, ante un discurso del miedo, se tiene que asegurar que sean las urnas las que hablen.

Asimismo, han participado seis representantes de diversos ámbitos sociales como la política, el deporte, la comunicación y la cultura, ninguno de ellos militante de CiU, para mostrar públicamente su apoyo, y que han precedido al discurso de Mas.

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell, ha defendido que no se podrán realizar más políticas sociales sin más soberanía, y el periodista Justo Molinero se ha dirigido al presidente diciéndole que no está solo y que se siente un catalán más.

Artur Mas salió ayer al paso de las críticas por su reciente viaje a Rusia, calificado de partidista por los grupos de la oposición, al asegurar que además de candidato de su partido sigue siendo el jefe del Govern, lo que le obliga, dijo, a 'situar' a Catalunya en el exterior.

'Una de las obligaciones, a pesar de que se esté a pocos días de las elecciones, de un presidente de Catalunya, es no sólo hacer de candidato, sino también hacer de president y en los tiempos actuales ello obliga a que una parte de tu tiempo lo destines precisamente a situar a tu país lo mejor posible en el exterior', explicó Mas en un acto en Igualada sobre su viaje a Moscú para apoyar a los empresarios catalanes en el Foro empresarial Catalunya-Rusia.

Más noticias en Política y Sociedad