Público
Público

Mas no dimite e insiste en celebrar la consulta soberanista

CiU asume como propia la suerte del president. "Ni se le ha pasado por la cabeza dimitir, a nosotros tampoco, ni se lo hubiéramos permitido", afirma Duran i Lleida.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

CiU, la formación que este domingo ha perdido un mayor número de votos en las elecciones al Parlament de Catalunya, respalda sin pestañear al president de la Generalitat en funciones Artur Mas, a pesar de su evidente fracaso en las urnas para liderar la convocatoria de una consulta soberanista. El secretario general de los convergentes, Josep Antoni Duran i Lleida, ha insistido esta tarde en que a Mas 'en ningún momento se le ha pasado por la cabeza dimitir' porque 'tiene un mandato clarísimo de las urnas', al lograr la mayoría de escaños, y estar de lejos por encima de la segunda fuerza política.

'Ni se le ha pasado por la cabeza. ni a nosotros tampoco, ni se lo hubiéramos permitido', ha recalcado Duran i Lleida durante la rueda de prensa que han ofrecido él y el propio Mas tras la reunión de la Ejecutiva de CiU. Ambos líderes convergentes, que no han podido ocultar en sus rostros las consecuencias del varapalo recibido en los comicios, ven a Mas como próximo presidente y a su formación como la que liderará el próximo Ejecutivo de la Generalitat, porque Duran cree que su partido ha registrado una 'victoria electoral muy sólida' a pesar de perder doce escaños y 90.000 votos con una participación siete puntos superior a la de 2010.

A su lado, con semblante serio, Mas defendía la convocatoria de las elecciones anticipadas. 'Tal y como estaba el panorama en Catalunya era necesario', ha dicho, antes de calificar los comicios como los de 'la austeridad' y los que se han celebrado 'ante un cambio sociológico' determinado por la manifestación de la Diada. Y a pesar de que los catalanes le han dicho en las urnas que le respaldan en menor medida que hace dos años, el president en funciones está dispuesto a seguir con sus planes y celebrar su consulta soberanista.

A partir de ahora, ha dicho Mas, habrá 87 diputados en el Parlament que respaldan la independencia, uno más que en la legislatura que acaba de finalizar. 'Tiene una mayoría amplia' ha remachado, por lo que el de la independencia será un 'tema prioritario' para el nuevo Govern, aunque 'no el único'. 

Asimismo, Mas ha explicado que buscará acuerdos y que no descarta la posibilidad de configurar un gobierno de coalición o bien liderado solo por CiU con un apoyo 'estable o muy claro' desde fuera que le permita gestionar el día a día. 'Tendremos que hablar con las distintas fuerzas políticas para dejarles claro que CiU tiene el mandato pero que esa responsabilidad tiene que estar acompañada', ha resumido, por su parte, Duran i Lleida.

Los convergentes han asumido que el mandato de las urnas le aboca al diálogo para buscar apoyos externos y buscará en primer lugar a la segunda fuerza, ERC, 'sin descartar' al PSC, ha insistido Duran Lleida, quien no ha citado al PP como posible socio parlamentario. El máximo responsable de CiU ha dicho que aún no se han designado las personas para negociar pactos, y al ser preguntado por los periodistas por qué no citaba al PP como posible socio de gobierno, Mas ha intervenido diciendo que 'no ha sido un olvido'.

Más noticias en Política y Sociedad