Público
Público

Montilla contacta con los líderes catalanes para forzar la renovación de Constitucional

El president catalán habla con Artur Mas, Ernest Benach, Miquel Iceta, Joan Saura y Joan Puigcercós para acordar una resolución en el Parlament

PÚBLICO.ES/EFE

El presidente catalán, José Montila, ha contactado a primera hora de esta mañana con todos los líderes políticos catalanes, excepto del PPC, y con el presidente del Parlament, Ernest Benach, para que en el próximo pleno la cámara apruebe una resolución a favor de la renovación del Constitucional.

Montilla afirma que quiere ir "paso a paso" y basa su estrategia en la "unidad de acción" y la "repercusión social" de sus demandas.

Respecto a estas actuaciones, el conseller de Obras Públicas y portavoz de facto del ejecutivo catalán, Joaquim Nadall, ha explicado que el presidente catalán y su gobierno estarán "muy atentos" a la "repercusión social del debate del Estatut y cuál será el pulso de la ciudadanía".

Nadall deja la puerta abierta a que los 25 diputados del PSC puedan adoptar una estrategia propia en el Congreso si hay unidad en Cataluña y si el PSOE mantiene su rechazo a las reclamaciones del presidente de la Generalitat.

En este sentido, el conseller Nadal ha asegurado que mañana piensa preguntar al vicesecretario general del PSOE, José Blanco, cuál es la posición definitiva del Gobierno, aprovechando la visita del ministro de Fomento a Girona.

Fuentes próximas al presidente catalán han confirmado a Efe que Montilla ha podido hablar en primera instancia con el presidente del Parlament, para luego contactar telefónicamente con el presidente de CiU, Artur Mas, el viceprimer secretario del PSC, Miquel Iceta, y con el presidente de ICV, el conseller Joan Saura.

Montilla hablará en breve con el líder de ERC, Joan Puigcercós, al que no lo ha podido localizar a primera hora de esta mañana, mientras que descarta contactar con la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, formación a la que culpa de la situación actual por el recurso del Estatut que el PP presentó ante el TC.

Antes de la reunión de la junta de portavoces del Parlament, Montilla ha remitido a Benach una carta, en la que propone una ronda de contactos con los líderes de los grupos para "debatir y aprobar durante el próximo pleno del Parlament una propuesta de resolución que, con la mayoría más amplia posible, se manifieste respecto a la situación actual y la exigencia de las instituciones catalanas a que se proceda a la ineludible renovación de los miembros del TC que han finalizado su mandato".

El próximo pleno del Parlament se celebra la próxima semana, concretamente los días 28 y 29 de abril.

Montilla mantiene así su pulso con el PSOE, porque esta formación se ha alineado con el PP en su rechazo a renovar ahora el Tribunal Constitucional, mientras que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido "prudencia" al PSC y al presidente de la Generalitat.

En su misiva al presidente del Parlament, Montilla ha recordado la "incapacidad" del TC de llegar a un fallo sobre el Estatut, por lo que, "con todo el respeto institucional", ha mantenido su idea de que "ha llegado el momento de decir que ni Catalunya ni España tienen que soportar una nueva fase de desgaste y descrédito de una de las instituciones más relevantes de nuestro sistema político".

"El Tribunal Constitucional debería reflexionar sobre si, con su composición actual, está en condiciones de trabajar con la normalidad y la serenidad que su alta función reclama", ha insistido Montilla.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha defendido la legitimidad del Tribunal Constitucional (TC) para dictar una sentencia sobre el Estatuto de Cataluña, pese a que varios de sus magistrados han cumplido ya su mandato, y ha señalado que "todos debemos dejarle trabajar".

Caamaño no ha querido valorar la "acción que libremente ha decidido el presidente de la Generalitat", pero ha subrayado que el TC "a día de hoy es plenamente legítimo para dictar una sentencia".

"Por tanto, desde esa legitimidad, todos debemos dejarle trabajar y respetar las dinámicas", ha dicho Caamaño, que ha acusado al PP de mantener "una estrategia de bloqueo que está dañando sin duda a las instituciones" y que se ha puesto de manifiesto en el proceso de selección de candidatos a magistrados en el Senado.

Aunque ha reconocido que "sería deseable" que la renovación del TC se hubiera producido ya, ha recordado que si no ha sido así es porque el PP ha alargado el proceso recurriendo, primero la Ley Orgánica del Constitucional, y después el reglamento que desarrollaba esa norma en el Senado, cuya constitucionalidad finalmente avaló el tribunal.

Más noticias de Política y Sociedad