Público
Público

"No es un ajuste técnico, es un cambio de modelo social"

Los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid dan  un paso más y plantean nuevas nuevas formas de protesta contra los recortes en Educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la jornada de hoy miles de profesores, estudiantes, investigadores y personal administrativo de todo el país están secundando la huelga contra los recortes en Educación y saldrán a la calle para reivindicar que 'la educación no es un gasto, es una inversión'. Sin embargo, los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid ya han dado un paso más y pretenden llevar la lucha más allá de los paros.

Según denuncian los universitarios en un comunicado difundido por Internet, la reforma universitaria que plantea el ministro de Eduación, José Ignacio Wert, supone 'la pérdida efectiva de la autonomía universitaria al quedar supeditada la contratación de profesorado a los criterios de las Comunidades Autónomas' y establecerse la 'presencia de empresas privadas en la propia formación'. Además, la subida de tasas supone la 'exclusión de las clases medias-bajas y trabajadoras' y la reducción presupuestaria implica 'despidos y disminución radical de nuevos investigadores e investigadoras en la Facultad'.

Jorge Riechmann, profesor titular de filosofía moral en la UAM, además de ensayista y poeta, explica en declaraciones a Publico.es que 'cuando se aprobó el 20 de abril el decreto 14/2012, que ataca directamente a la universidad pública, nos pusimos a concienciar en los departamentos sobre el alcance de esta medida. Pero es tan destructiva para la educación en su conjunto que no es difícil que la gente diga ‘no''. De este modo, 'incluso la gente de derechas tiene motivos para oponerse'.

Con estas reformas en la Educación y la Sanidad públicas, Riechmann cree que 'una sociedad no puede mirarse al espejo y no sentirse avergonzada', ya que 'atentan directamente contra la igualdad de oportunidades.'

En cuanto a las movilizaciones en la UAM, muchos profesores, estudiantes, investigadores y PAS han tomado 'una posición firme de repulsa a la norma'. 'Convencer a la gente es fácil, lo difícil es pasar del decir al hacer', sentencia el profesor. 'Desde Filosofía sugerimos no aplicar las disposiciones sobre investigación y docencia, hacer caso omiso a la norma y no suspender a ningún estudiante en la convocatoria de verano de 2012, un aprobado general político', explica.

Además, algunos de los profesores en lucha apuestan por otras medidas como 'no cerrar las actas y oponerse al normal desarrollo de los exámenes de selectividad'. Otras medidas que se anuncia en la web de la plataforma ‘Toma la Facultad' son: no cerrar actas tras los exámenes de selectividad; que el alumnado se matricule en las mínimas asignaturas y todas de primera convocatoria; que el profesorado permita que los estudiantes acudan a clase, hagan prácticas y sean evaluados sin estar matriculados y, una vez comprobado que el estudiante tenga los conocimientos necesarios.

Mientras tanto, 'en los rectorados están viéndolas venir'. 'Hay un preocupación enorme en los equipos de gobierno por la degradación de la universidad que supone esta medida, pero están a la espera. Ni se oponen ni apoyan la protesta'. En lo que se refiere al Gobierno, 'da la impresión de que no hay ninguna voluntad de diálogo'

Ante los recortes y reformas planteados en la Sanidad y la Educación públicas, Jorge Riechmann quiere insistir en que 'no estamos ante un ajuste técnico, justificado con la idea de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Esto es un cambio de modelo social'.

Así, explica que degradar la educación y la sanidad nos acerca hacia un capitalismo neoliberal y globalizador, una sociedad donde la democracia y la justicia social tienden a perder, y el capital y las finanzas van afianzando un dominio cada vez mayor'. Por todos estos motivos, 'hoy más que nunca es fundamental la lucha en defensa de los servicios públicos'.

Más noticias en Política y Sociedad