Público
Público

Pedraz permite la marcha a favor de los presos etarras

El juez no observa que el acto convocado para mañana en Bilbao suponga un "menosprecio o humillación a las víctimas" de ETA

AGENCIAS

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha permitido la celebración de la marcha a favor de los presos de ETA convocada mañana en Bilbao y respaldada por Etxerat, y ha ordenado a las Fuerzas de Seguridad que la vigilen para que en la misma no haya actuaciones que enaltezcan el terrorismo.

El magistrado ha adoptado esta decisión a instancias del fiscal Jesús Alonso en un auto en el que considera que no "hay base para apreciar que tras la convocatoria se encuentre ETA u otra organización terrorista a ella asimilada, ni aún que se pretenda una exaltación de las mismas o sus métodos o de sus autores , ni tampoco descrédito o menosprecio o humillación de las víctimas"

Según Pedraz, para el que no cabe "asimilar la presente convocatoria" con la realizada por el colectivo de familiares de presos etarras Etxerat en años anteriores, la marcha persigue una "modificación de la política penitenciaria", lo que no es "ilegítimo" ya que no se puede prohibir el "elogio o la defensa de ideas o doctrinas, por más que éstas se alejen o incluso pongan en cuestión el marco constitucional".

El auto señala que la convocatoria está realizada por una plataforma, surgida en Durango (Vizcaya) el pasado 13 de noviembre e integrada por un centenar de personas de la vida política, deportiva y cultural del País Vasco, aunque precisa que alguna de esas personas "ha estado vinculada con la denominada izquierda abertzale".

El auto también refleja que la convocatoria ha recibido "muchas adhesiones", entre las que se encuentran tanto las del colectivo de presos de ETA y el grupo de familiares Etxerat como las de formaciones políticas democráticas, diversos agentes sociales y sindicales y ciudadanos" sobre los que "no hay constancia de que se hallen vinculados con la citada izquierda abertzale ni menos aún con organizaciones ilegalizadas".

A pesar de que la modificación de la política penitenciaria del Gobierno es "una reivindicación" de la ilegal Askatasuna, Pedraz señala que en este caso se produce "una coincidencia de ideas" entre organizaciones ilegalizadas y democráticas. En todo caso, señala que dadas esas "controvertidas adhesiones", las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado deben actuar para evitar que "la manifestación pueda ser aprovechada por esas otras organizaciones y/o personas o colectivos para otros fines ilícitos".

En su informe, el fiscal Jesús Alonso solicitaba la "no prohibición" de la convocatoria a partir del informe elaborados por la Policía Nacional, aunque instaba al juez a pedir que adoptaran las "medidas de seguridad oportunas" para evitar que durante la marcha "se profieran expresiones de apoyo a organizaciones terroristas o a cualquiera de sus miembros, o se exhiban pancartas o lemas con tales fines, en cuyo caso deberían proceder a la disolución de la convocatoria y adoptar las medidas para poner a disposición judicial de las personas autores de tales hechos".

Según el juez, en este caso se produce "una coincidencia de ideas"

El juez ha contado con un informe del Cuerpo Nacional de Policía en el que se defendía que, "atendiendo a la identidades de los convocantes y del comunicante, resulta evidente que no tienen vinculación con ninguna organización ilegalizada, aun cuando la modificación de la política penitenciaria sea una reivindicación de Askatasuna y forma parte de su planificación". El informe también señala que la marcha está concebida a partir de "la idea de incorporar a la movilización a distintos agentes políticos y sociales ajenos a la izquierda abertzale".

Sin embargo, la Guardia Civil emitió otro informe en el que subraya que "aunque los convocantes y los que han actuado como portavoces de dicha convocatoria se presenten como representantes de la cultura vasca, un número importante de ellos han participado como candidatos o interventores de la ilegalizada Batasuna o de sus sucesores como PCTV o ANV". De igual modo, el instituto armado destacaba "la vinculación" de "muchos" de los promotores con "el mundo de Batasuna y de su entorno".

Por su parte, la Ertzaintza ponía de manifiesto que "algunos" de los convocantes "sí han tenido algún tipo de relación con el mundo de Batasuna y abertzale".

La marcha recorrerá las calles de Bilbao desde las 17.30 horas del próximo sábado

La marcha cuenta con el apoyo de formaciones políticas como Eusko Alkartasuna, Aralar, Batasuna, Alternatiba y Abertzaleen Batasuna (AB), que han anunciado su intención de exigir "medidas" que den "oxígeno a una nueva etapa donde todos los derechos sean respetados".

Bajo el lema 'Euskal presoak euskal herrira eskubide guztiekin. Egin dezagun urratsa' (Los presos políticos vascos al País Vasco con todos sus derechos. Demos un paso adelante), la manifestación tiene previsto recorrer las calles de la capital vizcaína desde las 17.30 horas del próximo sábado.

 

Más noticias de Política y Sociedad