Público
Público

El PP ignora la mayoría independentista del Parlament

Rajoy señala que CiU "ha ganado las elecciones", aunque su estrategia ha constituido un "fiasco". Sánchez-Camacho tacha de "residual" la representación del PSC, que ha quedado un puesto por delante del P

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los resultados cosechados por el PP el 25-N (19 escaños y 13% de votos, los mejores de su historia en Catalunya) y el 'fracaso' de CiU (50 escaños, 12 menos que en 2010) han constituido el único punto de partida de la cúpula del Comité Ejecutivo Nacional para evaluar los resultados de las elecciones catalanas. En rueda de prensa conjunta, María Dolores de Cospedal y Alicia Sánchez-Camacho apelaron insistentemente al 'fracaso' de la estrategia soberanista de Artur Mas, sin citar en ningún momento la abrumadora mayoría independentista que conforma el Parlamento catalán desde ayer (74 escaños de CiU, ERC y CUP) La secretaria general del PP y la líder conservadora catalana creen que el resultado de ERC, que pasa a segunda fuerza desplazando un puesto al PSC y al propio PP, es circunstancial y responde únicamente a la campaña de CiU. 'Mas ha sido el mejor agente electoral de Esquerra', han concluido las dos responsables conservadoras.

El Comité Nacional del PP, que se reunió durante menos de dos horas, estuvo presidido por un satisfecho Mariano Rajoy y en él sólo intervinieron el propio presidente del Gobierno, María Dolores de Cospedal y Alicia Sánchez-Camacho para analizar y alabar la campaña conservadora catalana y sus resultados. Durante su discurso, según fuentes del PP, Rajoy ha subrayado que CiU 'ha ganado las elecciones', aunque su estrategia ha constituido un 'fiasco' y ha incluido 'auténticos disparates', como el viaje del president a Moscú, que ha citado expresamente. El líder del PP ha dicho a su partido que ahora 'toca mirar al futuro' y volver a situar la salida de la crisis como objetivo prioritario.

El jefe del Ejecutivo -que ignoró a ERC en todo momento- cree que a Artur Mas le han faltado 'responsabilidad y prudencia', pero la actitud del Gobierno de España, ha confirmado el jefe del Ejecutivo, seguirá siendo la misma: la de 'colaborar con el Gobierno catalán' sea cual sea el resultado de las negociaciones. Sin embargo, según Sánchez-Camacho, la posibilidad de un pacto entre PP y CiU es 'extremadamente complicado' debido a la 'desconfianza' que Artur Mas provoca a los conservadores. En este sentido, también Rajoy ha proclamado con dureza que el Govern de Mas 'ha sido desleal con quien le estaba apoyando', convocando unos comicios que no tenían razón de ser si la Generalitat contaba con el respaldo del PP catalán y del Gobierno central.

Con todo y a pesar de esa desconfianza, el PP catalán no descarta un pacto con CiU si Mas 'rectifica' su estrategia soberanista y centra sus políticas en resolver la crisis y crear empleo. 'Ha sido el señor Mas quien se ha radicalizado; el PP permanece en el mismo sitio', ha matizado Sánchez-Camacho. Durante el Comité Nacional, Rajoy ha alabado a la candidata catalana del PP por su 'perseverancia, coraje y valentía', así como el 'magnífico' trabajo del partido, que han logrado que el PP 'suba en una situación muy difícil' y en un momento en que los partidos que gobiernan cosechan malos resultados electorales.

A quien sí hizo mención el presidente del Gobierno durante su intervención en la calle Génova fue al PSC. Rajoy subrayó la 'pérdida de posiciones' de los socialistas catalanes y lo achacó a la 'falta de claridad, inseguridad y un mensaje confuso y poco claro'. Por su parte, Sánchez-Camacho echó en cara a los de Pere Navarro que no quisieran llegar a un acuerdo con el PP catalán 'en defensa de la convivencia y la unidad de España', lo cual, en opinión de la líder conservadora ha abocado a los socialistas a una presencia 'residual' en el Parlament. El PSC ha pasado de ser la segunda a convertirse la tercera fuerza y el PP, a pesar de mejorar los resultados, ha pasado del tercer al cuarto puesto.

Durante la reunión del Comité sólo han hablado el presidente Rajoy, De Cospedal y Sánchez-Camacho, pero a la entrada de la sede nacional del PP, barones y dirigentes del partido han coincidido en su valoración de los comicios catalanes: 'fracaso' en todas sus vertientes, 'estrepitoso' o 'sin paliativos', entre otros.

Aprovechando Rajoy que tenía a sus barones reunidos en Madrid -salvo al presidente de la Xunta de Galicia y al de Baleares-, el presidente del Gobierno hizo un llamamiento sobre el objetivo de déficit autonómico, han informado fuentes del PP, y ha pedido un 'esfuerzo' a los presidentes de las Comunidades Autónomas. 'Nos jugamos mucho con la foto que salga al final del año', les ha recordado. Y esta imagen depende de que las Autonomías cumplan las metas fijadas.

Más noticias en Política y Sociedad