Público
Público

El PP quiere cambiar los pilares del modelo autonómico

El líder del PP propone regular la unidad de mercado, que el Estado armonice las normas territoriales sobre sanidad y educación así como fijar por ley el techo de gasto y endeudamiento

MARÍA JESÚS GÜEMES

El líder del PP, Mariano Rajoy, descartó ayer que fuera necesario presentar "una enmienda a la totalidad" al Estado autonómico pero anunció varias medidas para darle la vuelta casi por completo.

El dirigente conservador señaló, en una entrevista en RNE, que el Estado de las autonomías "existe" porque los españoles lo decidieron así en la Constitución de 1978 y resaltó que este ha tenido "muchas cosas buenas". Pero abogó por dar una serie de "pasos" para mejorarlo.

Critica el gasto municipal pero obvia culpar a Gallardón

Primero, "modificar la ley de estabilidad y poner un techo de gasto y de endeudamiento a todas las autonomías". En este sentido, Rajoy dijo que el Ejecutivo socialista había sido "muy laxo". "Ha permitido a las comunidades autónomas gastar lo que no tenían. Este Gobierno fue demasiado alegre en estos temas y ahora les echa la culpa", apuntó.

Como segundo punto, el jefe de la oposición defendió "una ley de unidad de mercado". Puso a Europa como referente: "No tiene sentido que en España haya 17 normas distintas. Creo que hay que hacer un esfuerzo para que haya comunes". A su juicio, el Estado "debería ejercer la capacidad que le da la Constitución para hacer una legislación básica".

"Creo que en educación debe haber normas iguales en toda España, creo que en sanidad los derechos de los pacientes deben ser iguales", explicó. Rajoy considera que hay que avanzar en todo aquello que "afecte a la igualdad de derechos de los españoles en servicios públicos".

Cospedal dice que en su partido no hay discrepancias sobre este asunto

También apuntó que, además del gobierno central, los municipales y autonómicos, deberían ejercer sus funciones sabiendo que "gobernar no es gastar indiscriminadamente sino que hay que hacer más cosas con menos dinero".

Eso sí, al hablar del despilfarro de los ayuntamientos olvidó mencionar al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, quien ha visto cómo los números rojos de su consistorio se han disparado un 391% desde que llegó al cargo. Con una deuda de 7.145 millones de euros, el de Madrid es el ayuntamiento más endeudado del país. La cifra acapara por sí sola el 25% de la deuda de los más de 8.000 municipios de España y es casi calcada a la suma del agujero financiero del resto de capitales de provincia. Sin embargo, a él no le ha hecho ningún reproche. Al contrario, lo defiende en cuanto tiene ocasión diciendo que es una "manipulación bochornosa" porque Zapatero le ha dejado llegar a esa situación.

El PP valenciano pide que no se responsabilice a las autonomías

Las palabras de Rajoy llegan después de que el ex presidente del Gobierno José María Aznar señalara el viernes pasado que el Estado autonómico es "inviable" y emplazase a su sucesor a ponerle "el cascabel al gato". Para el actual presidente de la macrofundación ideológica FAES, el Estado es "marginal" y España "no da para tener 17 instituciones, 17 organismos, que hacen las mismas cosas, porque no podemos sostenerlo".

A Rajoy le preguntaron ayer si cuando gobierne propondrá una reforma del sistema autonómico como le propone su ex jefe de filas. El líder del PP lo negó. Él prefiere no emplear ese término. En el PP hablan siempre de "racionalización económica". Pero lo cierto es que aunque el lenguaje es distinto en las formas sigue siendo semejante en el fondo.

Así lo expuso María Dolores de Cospedal: "El discurso es el mismo, dicho por diferentes personas", aclaró cuando le preguntaron si en el seno de su partido existían discrepancias en este sentido. Rajoy había acotado su actuación y ella en Onda Cero había suscrito las declaraciones de Aznar.

La secretaria general reconoció que estaba "muy de acuerdo" con "muchas cosas" de las que había dicho el ex presidente del Gobierno. Aseguró que es "una evidencia a todas luces" que el Estado autonómico es "insostenible". "Desde las comunidades autónomas hay que hacer grandes ajustes en las cuentas públicas y, también, en cómo se viene funcionando desde la multiplicidad de organismos, entidades, empresas públicas que se han creado paralelamente o al margen de lo que es la propia Administración autonómica", manifestó.

Después, ya en rueda de prensa, insistió en ello. "El PP sí cree que el actual funcionamiento del Estado de las autonomías, agravado por muchas decisiones del Gobierno de España, como eliminar los techos de gasto, hoy no se sostiene económicamente y eso fue lo que dijo el presidente de honor "del partido", precisó.

Cospedal recordó que Rajoy ya había fijado su postura en octubre de 2010 en un acto de la Empresa Familiar en Santander. Y también que, ya en el debate de investidura de Zapatero en 2008, le ofreció un pacto sobre la revisión del modelo pero que los socialistas no habían querido hacer "nada".

A pesar de todo, en el PP no van tan lejos como Aznar. Creen que no habría que realizar modificaciones en la Constitución para acometer sus planes y, aunque no lo descartan, les bastaría con "un pacto de Estado". En ello quiso hacer ayer hincapié Cospedal. A la número dos del PP le parece "absolutamente imprescindible".

Para ella el modelo autonómico es "caro". Explicó que su formación, "en un ejercicio de responsabilidad", había realizado cálculos y cifran su sobrecosto en 26.000 millones de euros. El PP no aportó ningún documento para explicarlo o probar sus cuentas.

En cualquier caso, los conservadores tendrán que explicar bien a los suyos las medidas que quieren poner en marcha. El vicepresidente primero del Consell valenciano, Vicente Rambla, rechazó ayer la idea de responsabilizar de la situación actual a las autonomías.

Más noticias de Política y Sociedad