Público
Público

Rajoy advierte de que el Gobierno no cambiará su política antiterrorista

El ministro del Interior insiste en que para acogerse al plan habrá que desmarcarse de la actividad terrorista de forma "clara"

PUBLICO.ES / EFE

"El Gobierno no ha cambiado ni va a cambiar la política antiterrorista". Con contundencia, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha querido dejar claro esta mañana que su equipo va a seguir sin dar pasos significativos en el proceso de paz abierto en el País Vasco. Y ha negado que el el plan de reinserción de presos por delitos de terrorismo presentado hoy por el Ministerio del Interior suponga una modificación sustancial en la política penitenciaria. 

Durante la rueda de prensa que ha protagonizado junto al secretario general de la OTAN, Rajoy ha insistido en que la iniciativa hecha pública por la mañana "no tiene ningún beneficio penitenciario", y ha recalcado que lo que pide el Gobierno a la banda terrorista es que se disuelva y entregue las armas."ETA tiene que desaparecer y no hay más camino que el cumplimiento de la ley", ha dicho.

Es el mismo mensaje que ha trasladado minutos después el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, en otra rueda de prensa. "No hay ni un solo cambio, ni un punto de inflexión", ha insistido. Y ha añadido que "los requisitos de la ley penitenciaria son los mismos" que los que se han mantenido en las últimas dos décadas. 

En esta misma línea, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha negado este jueves que el plan de reinserción de terroristas suponga el acercamiento automático a sus lugares de origen. Fernández ha remarcado que para que los presos que se acojan al plan de reinserción deberán mostrar su voluntad de dejar atrás el terrorismo de forma "clara, solemne y pública".

"Acogerse al plan es una condición necesaria pero no suficiente para el acercamiento de presos de ETA", ha asegurado el ministro. Los internos que se sumen al plan deberán cumplir el resto de requisitos de la ley penitenciaria, ha añadido el ministro en declaraciones a su llegada a un Consejo de Ministros de la UE en Luxembrgo.

Fernández Díaz ha explicado que la propuesta "cumple con el mandato constitucional", pues el artículo 25 de la Carta Magna señala: "El objetivo de las penas privativas de libertad es la reinserción social".

"Lo que pretendemos es establecer un programa muy ambicioso que en el marco de la legislación penitenciaria facilite que las personas que pertenecen a organizaciones terroristas o criminales puedan reinsertarse", ha agregado.

Y ha recalcado que no se trata "en ningún caso de un plan de acercamiento de presos" a Euskadi, ni tampoco de un punto de inflexión para la doctrina Parot, "que está avalada por el Tribunal Constitucional y es ley".

Por otro lado, respecto a cómo afrontarán las víctimas este plan de reinserción, Fernández Díaz ha afirmado: "Estoy seguro de que las víctimas del terrorismo entenderán que con este programa lo que pretendemos es contribuir a la memoria, a la verdad, a la dignidad y a la justicia de las víctimas".

Más noticias de Política y Sociedad