Público
Público

Rajoy dice que las CCAA tendrán que hacer "un mayor esfuerzo" en 2013

El presidente explica en el Congreso el nuevo objetivo de déficit del 5,3%. Reconoce que a corto plazo se sacrificará el crecimiento.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras estuvo en la oposición Mariano Rajoy repitió hasta la saciedad que España era un país intervenido, que la UE imponía sus criterios al Gobierno socialista, que nos decían desde fuera lo que teníamos que hacer. Al entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero, Rajoy le reprochaba con dureza esa pérdida de soberanía ante la UE. Ahora que él es presidente y que Bruselas le ha impuesto un objetivo de déficit del 5,3% del PIB —él quería un 5,8%—, Rajoy reduce esa imposición a una cuestión menor, a un mero trámite. 

Así  lo contó en el Congreso de los Diputados, donde compareció para informar sobre el Consejo Europeo celebrado los días 1 y 2 de marzo en Bruselas: 'Nuestros socios en el Eurogrupo nos pidieron un reequilibrio presupuestario y para nosotros es importante tener buena coordinación y consenso con ellos. El objetivo del 5,3% es asequible. Lo importante es que se han reconocido nuestros argumentos y se ha modificado la cifra inicial del 4,4%'. 

Cambian los plazos, pero no el objetivo final, el 3% de déficit a finales de 2013. Rajoy explicó que 'España cumplirá escrupulosamente el objetivo de llegar a ese objetivo. Lo que nos piden ahora es un mayor esfuerzo este año y uno menor el año que viene', explicó. En este sentido, aseguró que todas las administraciones tendrán que hacer un esfuerzo, aunque será el Estado el que asuma el ajuste adicional de 5.000 millones, mientras que las administraciones territoriales harán un esfuerzo mayor en 2013.

Rajoy dice que rectificará la subida del IRPF 'a la mayor brevedad' 

En total, para conseguir llegar al objetivo del 5,3 % en 2012 el reajuste ha de ser de más de 34.000 millones de euros, de los que 15.000 ya se aplicaron el 30 de diciembre con medidas como la subida del IRPF y el IBI. Al respecto, el presidente ha recordado que esta subida de tributos es temporal -se aprobó para dos años- y pretende rectificarla en el caso de las rentas del trabajo 'a la mayor brevedad posible'. 

Para Rajoy existe una convergencia de objetivos entre España y la UE: 'disciplina fiscal y reformas estructurales'. El presidente del Gobierno aseguró que la agenda de la UE 'es díficil pero ineludible'. Pese a ello, España cumplirá todos sus compromisos, dijo Rajoy. La dificultad viene porque, según el propio Rajoy, en un período de recesión económica, el cumplimiento de los objetivos de déficit impuestos por Bruselas se van a lograr 'a costa del crecimiento a corto plazo'. Pero Rajoy insistió que la consolidación de las cuentas es una 'condición necesaria' para superar la crisis, un 'requisito imprescindible' para volver a la recuperción económica y la creación de empleo, aunque no sea 'suficiente'.

El presidente habló de otras cuestiones. Alabó la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de inyectar liquidez a los mercados y consideró 'extremadamente importante' garantizar en los próximos meses que el nivel disponible en el mercado siga siendo adecuado. Rajoy quiso dejjar claro que para que las reformas tengan éxito resulta 'imprescindible' contar con el adecuado nivel de crédito y que éste se transmita a la economía real. 

También insistió en que habrá más reformas estructurales. 'En las próximas semanas continuaremos presentando un amplio paquete de reformas estructurales para poner la economía española a la altura de las de los tiempos, ser competitivos, mejorar el bienestar de los españoles y generar empleo en nuestro país'. Anunció que el Gobierno presentará más medidas antes del verano entre las que se encontrará la nueva ley de emprendedores, con el objetivo de generar empleo y crecimiento.

Rajoy se mostró partidario de que los bancos saquen al mercado su parque de viviendas y a un precio más barato. 'La incertidumbre sobre la valoración de los activos inmobiliarios es uno de los factores que dificulta a las entidades acudir a los mercados de capitales, con la consiguiente contracción de crédito para financiar al sector privado', declaró. Por este motivo, 'el Gobierno quiere atajar de raíz el problema' acercando la valoración de los inmuebles en los balances de los bancos a su precio de mercado, a través de la reestructuración del sector financeiro. El proceso de consolidación del sector debe desarrollarse, a juicio de Rajoy, 'de forma ágil, rápida y ordenada, evitando las indecisiones del pasado'.

Más noticias en Política y Sociedad