Público
Público

Recortar inversión y privatizar

La exministra de Sanidad deberá evitar la quiebra de autopistas

SUSANA R. ARENES

Aprender a recortar inversiones pisando callos a autonomías y constructoras será la principal y dura tarea de Ana Pastor (Zamora, 1957), dado el ajuste draconiano que viene. Los constructores ya han hecho llegar a Rajoy sus cuitas y desde hoy harán cola ante la hasta ahora responsable de Política Social en el PP y exministra de Sanidad con José María Aznar para que resuelva graves problemas económicos.

Evitar la quiebra inminente de las autopistas radiales de Madrid está entre las prioridades más difíciles. Menos amarga será la privatización prevista de Barajas y El Prat. Pastor, médico de formación, podría optar por una privatización total para hacer más caja. Diputada por Pontevedra, tendrá que resolver si se demoran los plazos de la llegada del AVE a Galicia.