Público
Público

La red de Cercanías catalana sufre su tercer accidente en un mes

Diez personas resultan heridas tras chocar un tren

MARC USTRELL

La red de Cercanías de Catalunya sufrió ayer su tercer accidente en menos de un mes. El descarrilamiento de un tren en Mataró, que dejó una decena de heridos, acentuó las carencias de la infraestructura y provocó la convocatoria por parte de la Generalitat de una reunión urgente con la ministra de Fomento, Ana Pastor, para evaluar el estado de la red. La reunión tendrá lugar el próximo martes.

La respuesta del Ejecutivo catalán ha sido contundente tras el choque de Mataró, que se une a los recientes sustos en las estaciones barcelonesas del Clot y Francia. El accidente de ayer se produjo a las 9.30 cuando un convoy con medio centenar de pasajeros se empotró contra el tope de la vía número 4 de la estación de Mataró mientras realizaba la maniobra de estacionamiento. El impacto provocó el descarrilamiento y causó heridas leves a una decena de personas. El conductor, con diez años de experiencia como maquinista, quedó atrapado en la cabina y los bomberos necesitaron 40 minutos para sacarlo de la chatarra, pero está fuera de peligro.

El tren iba a más velocidad de la adecuada al entrar en la estación, según Renfe, aunque no precisó si el choque fue consecuencia de un fallo mecánico o un descuido del conductor. El director de Cercanías en Barcelona, Miguel Ángel Remacha, señaló que el registro del tren dará las claves del accidente porque "se graba la velocidad y el momento de activación de todos los elementos".

A pesar de la aparatosidad del accidente, la circulación de trenes no se vio afectada al producirse en un ramal y no en una vía principal. Remacha anunció que Renfe ha abierto un expediente informativo para esclarecer las causas y destacó que los tres accidentes de las últimas semanas han sido por causas diferentes.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, cree que la red ferroviaria catalana "es segura, pero sufre estrés" por la falta de inversión del Estado en las infraestructuras de Adif. Recoder transmitió la preocupación de la Generalitat y pidió la modificación de la ley ferroviaria española para que el Gobierno catalán (titular del servicio de Cercanías) pueda elegir el operador de la red. Sobre la próxima reunión con Fomento, Recoder explicó que reiterará a Pastor la importancia de una red de Cercanías que cada día utilizan 400.000 usuarios.

La ministra, quien aseguró estar al corriente de las reclamaciones de la Generalitat, explicó que ya se ha iniciado una investigación sobre el accidente de Mataró y anunció "nuevas fórmulas de vinculación contractual más eficientes" entre los titulares de los servicios ferroviarios y el operador que los presta "para garantizar la seguridad y la calidad de la red, pero que a la vez penalicen los incumplimientos".

Más noticias de Política y Sociedad