Público
Público

El temporal alivia la situación de los pantanos catalanes

Las intensas lluvias de estos días han aumentado su capacidad al 26,28%

EFE

El temporal de lluvia de los tres últimos días en Cataluña ha dejado importantes cantidades de agua, hasta los 183 litros por metro cuadrado en Torredembarra (Tarragona) y ha permitido aumentar el nivel de los pantanos, que ya están al 26,28% de su capacidad.

Según el Servicio Meteorológico de Cataluña, el temporal de levante de los últimos tres días ha dejado lluvia general y abundante, con acumulaciones totales que en muchos puntos del litoral y prelitoral han superado los 100 litros por metro cuadrado.

Estas generosas lluvias llegan cuando Cataluña estaba sumida en la peor sequía de los últimos años, que han obligado a adoptar medidas excepcionales como la llegada de barcos con agua potable -el martes llegará el primero- o a aprobar el minitrasvase del Ebro a Barcelona, además de la prohibición de regar jardines o llenar piscinas.

Los puntos donde se ha recogido mayor cantidad de agua ha sido en las Terres del Ebre y en la costa tarraconense y barcelonesa, si bien también se han recogido cantidades importantes de agua en las zonas del pre-Pirineo donde se encuentran los pantanos de las cuencas internas.

En concreto, según datos del Servicio Meteorológico de Cataluña, la población que en los últimos tres días ha recogido mayor cantidad de agua ha sido Torredembarra (Tarragona), con 183 litros por metro cuadrado, seguida de Prades (Tarragona), con 175.

Especialmente significativos de cara a los pantanos han sido los 76 litros por metro cuadrados recogidos en Sant Pau de Seguries (Girona), los 71 del Cadí (Girona), los 65 del santuario de Núria, en Girona, los 62 de Gisclareny (Barcelona) y los 55 de Quar y Guardiola de Berguedà (Barcelona).

Pese a que el agua tardará aún algunos días en llegar a los pantanos de las cuencas internas de Cataluña, éstos ya han empezado a notar levemente el beneficioso efecto del temporal, y ya se sitúan en el 26,28% de su capacidad, cuando hace tan sólo unas semanas estaban a punto de rebajar la cota del 20%, que marca el inicio del periodo de excepción.

Sin embargo, aún están lejos del 55,76% de su capacidad total (694,45 hectómetros cúbicos) que presentaban hace un año.

En cambio, la intensidad del temporal de lluvia y viento también ha provocado varias incidencias, que se han saldado sin heridos, pero que han obligado a los bomberos a efectuar en los dos últimos días unas 700 salidas para retirar árboles caídos o a punto de caer y asegurar elementos de fachadas o para quitar de la calzada y de la vía pública objetos empujados por el viento que impedían la circulación.

Durante toda la jornada de ayer, cuando el temporal fue más intenso, se tuvieron que efectuar un total de 624 salidas y la caída de árboles tuvo afectación en la circulación viaria y ferroviaria.

A lo largo de este domingo, los bomberos han tenido que llevar a cabo 73 actuaciones, entre ellas el desalojo preventivo de 14 vecinos de las cinco casas de Viladecans (Barcelona) ubicadas frente a un muro de contención ante el riesgo de desplome debido a las lluvias.

 

Más noticias de Política y Sociedad