Público
Público

El terrorismo islámico se asienta en Catalunya

Catalunya ha sido escenario de 16 operaciones policiales contra el yihadismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo apuntan las estadísticas y lo confirman las últimas detenciones: el yihadismo, en España, habla catalán. Desde el 11-M, Cataluña ha sido escenario de dieciséis operaciones policiales contra el Al Qaeda y sus organizaciones satélites. Una cifra que representa el doble de las registradas en la segunda comunidad con mayor actividad islamista radical, Andalucía. Y casi cuatro veces más que en Madrid.

La última de estas operaciones tuvo lugar el pasado jueves, cuando la Policía desarticuló una red dedicada presuntamente a dar cobijo y facilitar la salida de España de terroristas, así como a financiar la yihad con envíos de dinero a Marruecos. Su epicentro estaba en la provincia de Barcelona y, más concretamente, en Santa Coloma de Gramanet, una localidad del área urbana de la Ciudad Condal que ha sido escenario en los últimos años de nada menos que cinco operaciones contra el islamismo.

Los expertos policiales no se atreven a aventurar una explicación a esta preferencia de los islamistas radicales por Catalunya y, más enconcreto, por esta localidad de apenas 120.000 habitantes, salvo por un hecho: el elevado número de inmigrantes musulmanes que residen en ellas y que, en el caso de Santa Coloma de Gramanet representan ya el 20% del total de la población. “Ello les permite pasar inadvertidos y, a la vez, ser más eficaces en su labor de proselitismo”, apunta un agente especializado en la lucha contra el terrorismo islámico.

En Catalunya, además, proliferan las mezquietas y oratorios, muchos de ellos clandestinos, donde las investigaciones policiales han constatado que se realiza muchas veces las labores de reclutamiento de potenciales integrantes de las células. De hecho, de los dieciséis imanes detenidos en España en los últimos años en el transcurso de las operaciones policiales contra el yihadismo, seis de ellos predicaban o lo habían hecho en lugares de culto de Catalunya.

Catalunya es, además, el principal lugar de difusión en España del discurso radical de la corriente Yama’a At-Tabligh al-Da’wa (Congregación para la Propagación del Islam) cuya visión rigorista del islam es considerada por la Policía un caldo de cultivo propicio para extender el yihadismo. Esta corriente tiene, de hecho, gran aceptación entre la comunidad paquistáni, asentada mayoritariamente en la provincia de Barcelona.

A esta corriente pertenecían, por ejemplo, los catorce paquistaníes detenidos el pasado mes de enero como presuntos integrantes de una célula que ultimaba cometer una cadena de atentados suicidas contra transportes públicos de la Ciudad Condal.

También pertenecía a esta corriente rigorista el marroquí Aziz El-Bakri, quien murió en Irak mientras luchaba en la insurgencia yihadista. El-Bakri había tenido relación con el Tabligh en Barcelona y la Policía esta convencida de que fue precisamente en esta ciudad donde fue captado por una red y enviado a luchar al país asiático.

De hecho, Catalunya se ha convertido, a la vista de las diversas redes de reclutamiento desarticuladas en ella, en la principal cantera de Al Qaeda en España, por encima de Madrid, Ceuta y Melilla. “Es su principal semillero”, recalcan desde Interior.

Más noticias en Política y Sociedad