Público
Público

El tijeretazo de Cospedal ataca los servicios públicos

El 60% de su plan de recortes afecta a sanidad y educación. Baja el 3% del sueldo a los funcionarios y apuesta por la privatización de hospitales

YOLANDA GONZÁLEZ

El 31 de agosto, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (PP), presentó su primer plan de austeridad para la región. Implicaba una reducción del 20% de los Presupuestos y un ahorro de 1.815 millones de euros. Este viernes llegó la segunda parte. Anunció una ampliación del plan para aumentar en 350 millones el ahorro y detalló los objetivos por consejerías. Pese a que la iniciativa lleva el nombre de "plan de garantía de los servicios sociales básicos", los principales recortes afectan a sanidad y educación, pilares del Estado del bienestar. Así, del total de 2.165 millones que ahora pretende ahorrar, el 59,7% corresponde a las mencionadas consejerías (834 millones en sanidad y 460 en educación).

También serán estas áreas las más afectadas por el principal anuncio realizado hoy por la número dos del PP: el de la reducción bruta del 3% del salario total de todos los empleados públicos de la Junta. Se hará, según explicó, mediante la rebaja del 10% en el complemento específico y asimilado de sus salarios. Hay que tener en cuenta que de los 70.000 funcionarios castellano-manchegos, unos 50.000 se dedican a la docencia y al ámbito sanitario. El ahorro que se pretende por este concepto es de cien millones.

Los libros de texto dejarán de ser gratuitos salvo para las rentas más bajas

Cospedal, que aseguró que su comunidad cerrará el año con un déficit en torno al 9%, justificó la ampliación de su plan de ahorro en la pésima evolución de los datos económicos y en la herencia recibida del Gobierno del socialista José María Barreda. Y recordó a los profesionales de la Administración que el "esfuerzo suplementario" que se les demanda es "transitorio" y "excepcional".

Hace poco más de un año, cuando todavía no era presidenta de Castilla-La Mancha, opinaba que "los maestros y profesores en España están especialmente mal pagados". Además, en más de una ocasión, la número dos Rajoy presumió de que los gobiernos de Aznar nunca bajaron el sueldo a los funcionarios. Y garantizó que con ella al frente del Gobierno regional los trabajadores públicos no debían temer por su puesto.

Ahorrará 14,5 millones con ajustes en las rutas de transporte escolar

Junto al "esfuerzo" salarial, la jornada laboral de los trabajadores de la Administración se aumentará en 2,5 horas semanales, hasta las 37,5.

El anuncio de la ampliación de los planes de recorte de Cospedal se produjo justo un día después de que los barones regionales del PP se reunieran con Mariano Rajoy para ponerse al día sobre el estado de sus cuentas.

La presidenta castellano-manchega, que fue la primera en aplicar recortes en las comunidades que el PP sumó a su mapa de poder en las municipales de mayo, ha recibido en más de una ocasión el visto bueno de Rajoy a sus planes. Es más, han sido planteados como un ensayo de lo que el partido podría aplicar en el Gobierno.

"El sudor de hoy evitará las lágrimas de mañana", justificó

En materia de sanidad y servicios sociales, Cospedal apuesta firmemente por el modelo de Madrid, su comunidad vecina. A saber: entrada de capital privado para la construcción de nuevos hospitales y para la gestión de algunos que ya están en pie.

Consciente de lo delicado del tema, la presidenta autonómica insistió en que no habrá copago y en que la gratuidad, la universalidad y el carácter público y de calidad de la prestación sanitaria están garantizados. "Los ciudadanos no van a notar cuando entren a un centro sanitario absolutamente nada diferente", expresó frente a la opinión de las asociaciones en defensa de la sanidad pública.

Fuentes del Ejecutivo regional apuntaron a que su intención inicial es exteriorizar todo menos lo estrictamente sanitario. De ahí que hablen de colaboración "público-privada" en la gestión y que apunten al modelo madrileño. No obstante, Madrid ya cuenta con hospitales denominados públicos enteramente gestionados por capital privado.

Además, se vigilarán las jornadas laborales de los médicos, las guardias y las bajas. El Gobierno se ha propuesto que el trabajador público tenga que presentar su baja médica desde su primer día de ausencia. Menos concretó cómo se pondrá freno a la "demanda inapropiada" de servicios sociosanitarios. En materia de servicios sociales también habrá recortes. "Sólo recibirán ayudas las personas y familias con rentas más bajas", añadió.

El otro sector peor parado es el educativo. En lugar de hacer una clara apuesta por lo público, el Gobierno no ocultó su apuesta por la concertada. Y, en 2012, se reprogramarán las rutas del transporte escolar y se eliminará la gratuidad de los libros de texto para todos los escolares en etapa obligatoria. Con la reprogramación de rutas se pretende un ahorro de 14,5 millones; los libros gratis sólo quedarán para las rentas más bajas y se quiere ahorrar 10,9 millones.

La Universidad de Castilla-La Mancha tampoco se libra. Se reducirá la aportación del Gobierno en 53,5 millones.

Cospedal, que aseguró que su plan evitará la subida de impuestos, sostuvo que su Consejo de Gobierno renuncia a las pagas extra y a los coches de lujo. "El sudor de hoy evitará las lágrimas de mañana", concluyó.

Más noticias de Política y Sociedad